Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

“El papa Francisco puso el hombro por Colombia”: nuncio apostólico en nuestro país

Para monseñor Luis Mariano Montemayor, “no es normal que un papa hable tanto" de una nación. Sobre el paro, criticó la intransigencia del Gobierno y del comité. También se expresó sobre el ELN.

Monseñor Luis Mariano Montemayor, el nuncio apostólico en Colombia, rompió su silencio sobre la tensa situación que vive Colombia. Dijo que hay "intransigencia" tanto del Gobierno como del comité del paro para encontrar una salida a la crisis generada por las protestas y los disturbios.

Aseguró que el papa Francisco, a quien él representa en nuestro país, está muy preocupado por lo que pasa en Colombia y advirtió que es urgente que haya un diálogo serio entre las partes.

Monseñor Luis Mariano Montemayor, quien habló con nuestro director, Juan Roberto Vargas, también se refirió a los señalamientos del Gobierno y las Fuerzas Militares contra el ELN por su presunta participación en el atentado con carrobomba a la brigada del Ejército en Cúcuta y en el ataque al helicóptero que transportaba al presidente Duque . Según el nuncio, si ELN dice que no fue el autor de esos hechos, es porque no lo hizo.

Esta es la entrevista con monseñor Luis Mariano Montemayor

Juan Roberto Vargas: Termina la colecta del óbolo de San Pedro, que impulsa el papa Francisco. ¿De qué se trata esa campaña? ¿Para qué es?

Monseñor Luis Mariano Montemayor: Es una cosa muy antigua que nace, aunque parezca mentira, en Inglaterra, en el 1100. Es un modo que encontraron los campesinos ingleses de mostrar su aprecio al santo padre de la época por su preocupación por Gran Bretaña, por Inglaterra, que salía de un periodo de luchas internas muy difíciles, invasiones. El cariño de los campesinos generó el aporte de los más humildes.

Publicidad

Juan Roberto Vargas: Lo vimos presidiendo esta colecta. Ahí en el sermón aprovechó para recordar mensajes del papa sobre temas puntuales de Colombia y la homilía la terminó con una frase importante, recordó que el papa le ha puesto el hombro a Colombia, ¿por qué?

Monseñor Luis Mariano Montemayor: porque no es normal que un papa hable tanto de un país. Yo creo que recordé por lo menos cuatro intervenciones del santo padre, desde febrero hasta junio y después la sucesión de intervenciones cuando estábamos en ese momento tan difícil que fue esas demostraciones de protesta y el santo padre vio, pienso yo, la dificultad de establecer consensos.

Tenemos el problema, tenemos la explosión, pero cómo vamos a hacer para salir de esto, cómo vamos a dar respuesta. Y un muro contra muro no es el camino. Entonces el papa, primero manifestó su preocupación y puso delante del mundo el problema. Después, cuando estábamos embarrados en no encontrar consensos ni caminos dio dos orientaciones: diálogo serio. Un diálogo social como instrumento y después dijo de evitar en las manifestaciones pacíficas las expresiones o todo aquello que puede dañar los derechos de los demás.

J.R.V.: El llamado de la Iglesia es que haya un diálogo serio. ¿Qué es un diálogo serio?

Monseñor Luis Mariano Montemayor: empezando por respetar que el otro existe y tiene derecho a existir, que la democracia tiene un amplio espectro de posiciones, de ideas y que todos tienen derecho a estar dentro. No se puede excluir un sector porque piensa distinto. Lamentablemente es una tendencia en nuestra realidad colombiana.

JRV: mientras eso pasa, el país ve horrorizado lo que pasa en las calles. Si bien hay un derecho a la protesta, ocurren situaciones como incendio a edificios, ataques a la fuerza pública y se vuelve un círculo vicioso. Ahorita el 20 de Julio hay otra convocatoria, justo el día que se instalan las sesiones del Congreso. El lío es que les entra por un oído y les sale por el otro.

Publicidad

Monseñor Luis Mariano Montemayor: algunos, algunos. No hay ninguna duda. De aquí hay cosas organizadas, no es una fecha casual eran los dos meses y han querido marcar, es un gesto político, pero ellos son una minoría y siempre va a poder pasar.

Dos cosas: no se suspenden los derechos constitucionales porque no haya una posibilidad de que alguien manipule, se infiltre o genere violencia. Segundo, hay que saber que si fueran todos robots, sería fácil porque uno desenchufa una y se acabó todo.

Las tensiones sociales no se pueden eliminar con un golpe de mano, hay que ir generando vínculos, puentes, instrumentos de diálogo y encontrar soluciones y dar esperanza.

JRV: ¿Qué decirle a ese país cansado de dos meses de choques? Esto parece no tener solución

Monseñor Luis Mariano Montemayor: No tiene solución en la medida que no se establece un diálogo serio, en la medida de que no se establecen puentes de comunicación, en la medida de que no se hacen acuerdos para empezar a encontrar vías de salida que den esperanza. Eso es fundamental, ahí está el problema.

Las inequidades en Colombia no las inventó la pandemia, pero la pandemia las agravó hasta un punto tal que llegan al hambre en casi todas las ciudades y eso ha generado un estado de exasperación.

Publicidad

JRV: preciso este estallido social que coincide con un año preelectoral en Colombia

Monseñor Luis Mariano Montemayor: se nos acumulan los problemas (risas). Sí, y una polarización de la cual no hemos sabido salir. Pero bueno, ese es el problema que tenemos, por eso el papa está preocupado y por eso pide rezar por Colombia y nos da algún consejo. Además, como dije, pone el hombro, está dispuesto a ayudar.

JRV: Usted cree que él dice '¿métase la iglesia como lo ha hecho?'

Monseñor Luis Mariano Montemayor: ¿usted por qué cree que tantos oídos se han puesto con los alcaldes, con los gobernadores, a negociar con las primeras líneas; por lo menos a hablar, a crear corredores humanitarios y bueno, no es la solución, yo lo entiendo, el Estado puede decir ‘eso es entrega de soberanía’, pero resuelve muchos problemas concretos y es una vía de apaciguar y además saber quién es quién, porque nosotros estábamos aquí en una especie de situación anárquica. Localmente se puede identificar, a nivel nacional no es claro. Lo han dicho muchos otros: que el comité del paro representa una parte.

JRV: ¿Cómo ha visto la posición del gobierno en esta negociación y cómo ve la posición de los líderes del paro?

Monseñor Luis Mariano Montemayor: Es una respuesta que no quiero darle, Juan Roberto, porque no quiero criticar y no quiero que unos digan ‘a mí me critican y al otro no’. No fue feliz, hubo mucha intransigencia en el instaurar el diálogo, se tardó mucho, se perdieron en preliminares que pudieron haberse puesto en meses específicas y después no se llegó ni siquiera a uno de los argumentos centrales, con lo cual prácticamente llegamos a una imposibilidad de diálogo y de negociación.

Publicidad

JRV: ¿Qué sabe la iglesia del ELN?

Monseñor Luis Mariano Montemayor: Nosotros sabemos bastante y no suficiente… bastante porque lo tratamos, tenemos que tratar con ellos en las regiones, problemas concretos y a veces humanitarios, muy urgentes. Además, no es un secreto, el alto comisionado para la paz publicó las gestiones que a máximo nivel hemos hecho para ver qué posibilidades había de llegar a una negociación para un cese de las hostilidades. Pero el ELN es complicado, a mí me causa un poco de gracia porque ahora el ELN tiene culpa de todo. Si el ELN pudiera hacer todo lo que dicen que hace yo creo que podría ser el poder más grande de Colombia.

JRV: ¿Usted no cree que el ELN tenga que ver con los atentados recientes?

Monseñor Luis Mariano Montemayor: Sobre los atentados, ellos dicen una cosa que hasta ahora nadie ha podido negar. Cuando ellos son responsables, lo dicen. Santander, lo asumieron (Atentado a la escuela general), 22 muertos; si me dicen que ellos no estaban en la brigada 30 por qué tengo que creer que mintieron cuando no mataron a nadie, por ejemplo.

Sobre el atentado al presidente de la República, yo creo que ni siquiera las autoridades públicas saben bien qué pasó. Así que vamos a esperar los resultados de la investigación.

Es triste el atentado al presidente porque ya es pasar un límite; ni Escobar se atrevió a tanto.

Publicidad

Ustedes saben que yo he entrado en contacto con ellos, en facilitaciones, por tanto tengo que mantener equis distancia porque si no me dicen ‘usted apoya el gobierno’ o ‘usted habla por Duque’, ‘usted le hace el juego al ELN’, ‘usted les cree, es un ingenuo’. Bueno, de ingenuo no tengo nada, se lo puedo asegurar, Juan Roberto.

J.R.V.: Monseñor, muchas gracias por este brochazo tan rápido a temas que nos atañen y a ayudarnos un poco, no a descifrar, pero sí a ampliar el mensaje que nos envía el papa Francisco en este momento tan difícil.

Monseñor Luis Mariano Montemayor: Y que le quede claro, (el papa Francisco) ¡puso el hombro por Colombia!

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias