Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

El virus de la insensatez: más 100 quemados con pólvora y eso que apenas estamos en 9 de diciembre

Solamente la noche de las velitas, 75 personas resultaron heridas por pirotecnia en Colombia. Temen que el panorama empeore el 24 y 31 de diciembre.

Thumbnail

Las alarmas están encendidas en todas las secretarías de Salud municipales y departamentales de Colombia debido a las más recientes cifras de personas quemadas con pólvora.

Lo que más preocupa es que varios ciudadanos ven a la pirotecnia como un juego y no tienen en cuenta que los explosivos, manejados de manera errónea, lastiman, hieren y hasta matan.

En las últimas horas se conoció un video en el que jóvenes se disparaban con bengalas en un parque de la localidad de Kennedy, Bogotá . Evidentemente no tienen en cuenta los daños que estos elementos pueden provocarles.

Solamente en la capital del país, 10 personas han resultado heridas por la pólvora en la temporada decembrina. Alejandro Gómez, secretario de Salud de Bogotá, hizo referencia a las lesiones de estos ciudadanos.

“Tres tienen lesiones oculares, dos son menores y uno es adulto. Un mayor de edad permanece hospitalizado pendiente de evaluación para su cirugía”, manifestó el funcionario.

Publicidad

Kennedy, con 5 casos, es la localidad que más quemados con pólvora registra en la capital. Le siguen Usme (1), Santa Fe (1) y Rafael Uribe Uribe (1).

En la noche de las velitas, según el Instituto Nacional de Salud, se quemaron 31 menores de edad.

El 52 % de los afectados por la pirotecnia la manipularon, mientras que el 30 % eran observadores.

Entre los artefactos pirotécnicos más peligrosos están los totes, voladores y cohetes.

Recuerde, la pólvora lastima y mata.

Publicidad

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.