colombia
11:43 am - 18 de Enero de 2017

En 15 años, Otto Bula pasó de quesero en Sahagún a ser lobista de Odebrecht 

Por: 
Noticiascaracol.com / AFP

Otto Bula, uno de dos capturados por el escándalo de Odebrecht pasó de ser un vendedor de quesos en la sabana de Córdoba a un próspero comisionista. Noticias Caracol habló con quienes vieron cómo se levantó.

De su pasado como chalán y jinete de caballos de paso fino, algunos hablan en Sahagún. Entonces, a lomo de su caballo ‘Cuarto de milla’, Bula participó el pasado 14 de diciembre en la fiestas patronales de su población.

Así como conducía los equinos, el exsenador ahora está detenido señalado de maniobrar el potro del poder dentro del escándalo Oderbrecht.

“Quien trajo a Mario Uribe a esta región  fui yo, en el año de 1998. Lo puse en contacto con los hermanos Besaile, con Musa y Honnny Besaile, y Otto Bula. Más adelante, hubo un rompimiento entre ellos”, declara Raúl Aldana, un veterano dirigente de Sahagún.

Diez años antes de que se convirtiera en el lobista al que la Fiscalía le atribuye un millonario soborno, Otto Bula vendía queso artesanal en  una pequeña planta del barrio de Pocheche, en un rincón humilde de Sahagún.

“Muy buena gente”, recuerda Éver Rojano, empleado de la lechería que aprovisionaba el lácteo para los quesos.

El día de la suerte le llegaría cuando Mario Uribe se fue a la cárcel en medio del torrente de la parapolítica. Entonces Bula, que ya había ha sido indagado por testaferrato, convirtió la pequeña venta de quesos en un eje de filantropía: donó el lote contiguo para construir una capilla que en temporada estudiantil alberga un comedor para niños pobres y para personas de la tercera edad que no tienen para el mercado.

Pero tan pronto como tuvo participación de negocios relacionados con prácticas de compra tierras en Montes de María, la mayoría de ellos de desplazados por los paras, y en negocios donde las comisiones  sobre contratos desbordaban  la ley,  trasladó su eje de poder a una hacienda en Montería.

El periodista Jorge González de Noticias Caracol llegó hasta la hacienda El Central, en el departamento de Córdoba, núcleo de los negocios agropecuarios del señor Otto Bula. Desde afuera del inmueble se advierten estancias amplias y caballerizas todavía activas. Sus administradores tienen la orden de callar.

La propiedad se explaya en 150 hectáreas en predios contiguos al aeropuerto Los Garzones de Montería.  El inmueble hace parte del rastro más visible de un inventario de bienes al que, según documentos de la Superintendencia de Notariado y Registro, se suman 62 propiedades en todo el país. Parte de dichos recursos estarían ocultos, según la Fiscalía, en confines lejanos de su natal Sahagún: en paraísos fiscales donde no resuenan los cascos de los caballos.

Ver Comentarios

d