Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

En el último año más de 200 niños habrían sido ingresados a las filas de grupos armados ilegales

Ni la pandemia frenó que estas organizaciones criminales se los llevaran con la intención de usarlos como escudos humanos o para trabajos en cultivos ilícitos.

En Colombia se estima que cerca del 15% de los efectivos de grupos armados son menores de edad. Actualmente, ese reclutamiento forzado de menores de edad lo están haciendo, sobre todo, el ELN , Los Caparros, el Clan del Golfo y las disidencias de las FARC con un objetivo: ocuparlos en tareas de narcotráfico.

En el último año se tiene registro de que al menos 222 menores fueron víctimas de este flagelo.

Iván Díaz, experto en seguridad nacional, afirma que son usados “para la siembra de coca y marihuana, minería ilegal y como escudos humanos, que es la última figura que estamos viendo en la cual hacen uso masivo de civiles que no están ligados en el conflicto para protegerse del accionar policial y militar".

Le puede interesar: Bombardeo en Guaviare: "en la morgue hay tres cadáveres de menores y habría otros sin identificar”

La práctica ejercida en niños desde los 9 años, arrancados de sus familias como si se tratara de un impuesto de guerra, y considerada violatoria del Derecho Internacional Humanitario, se ejerce en casi todo el país.

Según Viviana Mora, procuradora delegada para la infancia, "preocupa el incremento de estos hechos en Antioquia, Cauca, Chocó, Meta, Guaviare, Nariño, Caquetá, Norte de Santander, Putumayo y el sur de Bolívar. Tanto en contextos rurales como urbanos”.

Publicidad

Solo el año pasado, la coalición contra la vinculación de niñas, niños y jóvenes al conflicto armado en Colombia documentó 79 eventos de reclutamiento a menores.

El tema del reclutamiento, que durante décadas fue una práctica ejercida por la guerrilla de las FARC, también fue incluido en el acuerdo final de paz con el gobierno. “Por un lado, existe la obligación, y así se operó, de que la guerrilla de las FARC hiciera entrega al ICBF de todos los menores de 18 años que estaban en sus filas. En segundo lugar, una colaboración estricta con la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas, dado que hay muchos familiares que han acudido a campamentos en búsqueda de sus hijos, hermanos, que fueron a la guerrilla cuando tenían 14 años, por ejemplo”, explicó el director de Indepaz, Camilo González Posso.

Aún no se tienen registros claros de los niños reclutados por las FARC y cuántos han regresado a la vida civil. Tampoco existe un número exacto de los menores reclutados ahora por las disidencias y los otros grupos ilegales, pero hay investigaciones en curso por parte de la Fiscalía.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias