Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

En Pereira, hinchas también protestaron por partido de Libertadores que finalmente se jugó

“No queremos fútbol en este momento, queremos regresar a todos nuestros desaparecidos a las casas", dijo un manifestante.

No solo hubo polémica y tensión en Barranquilla por un partido de la Copa Libertadores. En Pereira, el encuentro entre Atlético Nacional de Colombia y Nacional de Uruguay estuvo precedido de polémica. Hinchas se enfrentaron con la Policía.

Antes del partido, las barras de los equipos pidieron la suspensión del encuentro por la situación de orden público en el país y las protestas que se llevaban a cabo en gran parte del territorio nacional.

No queremos fútbol en este momento, queremos regresar a todos nuestros desaparecidos a las casas, queremos justicia por la vida de Lucas”, dijo un manifestante.

El Esmad hizo presencia en el hotel donde se encontraba el equipo Nacional de Uruguay, allí se presentaron enfrentamientos con los líderes de las barras. Fueron cerca de cuatro horas de fuertes protestas que se trasladaron al viaducto entre Pereira y Dosquebradas.

“Es una postura que tiene muchos factores: de orden público, un factor internacional, desde el punto de vista de los jóvenes. En este momento Colombia está viviendo una crisis, se ha presentado un hecho luctuoso que en este momento tiene conmovida la sociedad pereirana”, señaló Sandra Cárdenas, personera de Pereira

Según Álvaro Arias, secretario de Gobierno de Pereira, las condiciones de seguridad estaban dadas para que el equipo se pudiera movilizar, jugar el partido y regresar a su país sin problema.

Publicidad

“Fue un compromiso internacional que nos ayuda y nos genera posibilidades en la reactivación económica que es tan importante en este momento y también entendemos la protesta social, que se puede seguir desarrollando, una cosa no influye en la otra”, dijo Arias.

Al finalizar el encuentro también se presentó un roce entre los jugadores, el mismo que se tuvo previo al partido.

“Hubo un cruce de palabras entre los dos equipos, los jugadores, el cuerpo directivo, llegaron a algunos empujones, reclamaciones entre ellos, pero nada tuvo que ver con la situación de los marchantes ni situaciones ajenas al mismo desarrollo del partido”, agregó el secretario.

El equipo regresó a su país y según las autoridades le brindaron todas las medidas de seguridad.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias