colombia
7:11 am - 18 de Noviembre de 2014

Entregan restos de diez indígenas awá asesinados por las FARC en 2009 y 2011

Por: 
Noticiascaracol.com
Con la presencia de 300 indígenas representantes de la comunidad indígena Awá, la Fiscalía General de la Nación entregó, en el municipio de Ricaute (Nariño), los restos de 10 menores, miembros de esta etnia, que fueron asesinados por las Farc en hechos conocidos como la Masacre de los Niños Awá y la Masacre de Tortugaña, ocurridas en este departamento.
 
Los menores pertenecientes a la comunidad indígena Awá fueron retenidos el 16 de septiembre de 2011 por parte de guerrilleros de las Farc cuando se desplazaban a pie al resguardo Pulgande Tronqueria Palicito, a la altura del sector San Juan Bautista, en cercanías del río Ñambi, en jurisdicción del municipio de Barbacoas, en la costa pacífica nariñense.
 
En este caso, la Fiscalía Novena Especializada adscrita a la Dirección de Fiscalías Nacionales, le imputó a Serafin Cortés Delgado, comandante de las milicias de la columna móvil Mariscal Sucre de las FARC, los delitos de homicidio en persona protegida, desaparición forzada, secuestro simple agravado y rebelión.
 
Cortés se encuentra cobijado con medida de aseguramiento consistente en detención preventiva en establecimiento carcelario y en los próximos días comparecerá al juicio oral.
 
En la ceremonia también se entregaron otros restos óseos de víctimas de homicidio en casos que conocía la Unidad de Derechos Humanos de la Fiscalía General de la Nación. Los siete adultos Awá fueron asesinados entre el 3 y 4 de febrero de 2009, cuando los atacaron miembros de las Farc. Una vez conocido el hecho, la Fiscalía General de la Nación ordenó las investigaciones pertinentes de verificación para hallar, recuperar e identificar los cuerpos de las víctimas.
 
Como resultado de la búsqueda e individualizacion de los autores de la Masacre de Tortugaña, se identificó a uno de los autores materiales de estos hechos, quien fue acusado y condenado por los delitos de homicidio agravado en persona protegida a una pena de 43 años de prisión.
Ver Comentarios

d