Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

“Estamos en manos de payasos”: Santiago Gamboa critica a líderes mundiales frente al coronavirus

El escritor dice que los mandatarios más influyentes no han manejado la pandemia con responsabilidad y que envían mensajes dañinos a la sociedad. 

“Los libros pueden rescatar a quienes están encerrados hoy de diferentes formas, como entendiendo lo que significa esta situación a través de libros que cuentan historias similares. Otros quieren escaparse e irse a otra situación y buscan libros que les saquen la cabeza de esto”, dijo Gamboa sobre su compañía literario durante la cuarentena.

Aprovechó para recomendar las obras que lo acompañan en esta cuarentena por el coronavirus : “El conde de Montecristo de Alejandro Dumas es el libro de más calidad y más extraordinario en el genero de aventura”. Y añadió que se ha dedicado a la literatura de viajes “por ser la que me está llevando a todos los lugares que no puedo ir”.

En medio de su escape literario a la pandemia, expresó que la muerte de Luis Sepúlveda lo acercó a la pandemia. “Nos suele pasar que hay un momento en que consideramos que las grandes tragedias están lejos, pero hay momentos en que llegan a la puerta de nuestra casa”.

“Desafortunadamente no tenemos grandes líderes en el mundo, yo veo que estamos en manos prácticamente de payasos”, dijo frente al manejo del coronavirus en el mundo.

Incluso señaló a mandatarios con su nombre propio: “Bolsonaro es un fascista y una especie de payaso y el otro es Trump que, por ser el mas poderoso del mundo, es el mas peligroso, que permanentemente envía un mensaje muy dañino a la sociedad, como si la pandemia no fuera responsabilidad de su gobierno”.

Publicidad

Santiago Gamboa abordó también la forma de afrontar la pandemia como sociedad pues considera que algunos países, por tradición, piensan que “producir la riqueza lo justifica todo”, mientras que otros de tradición católica priorizan la culpa. “Por ejemplo, si una casa se está quemando, primero se encuentra al culpable y luego se salva a la gente”, afirmó y agregó que en ese tipo de sociedades predomina un pensamiento de “esto no es culpa mía, entonces no tengo que hacer sacrificios”.

 

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias