Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

¿Eventuales fallas en vacunación contra el COVID-19 son mala fe o errores involuntarios?

La Asociación Colombiana de Farmacovigilancia pidió revisar los procesos. Advierte que la presión y la escasez de personal pueden provocar las equivocaciones.

Casos como el de una mujer de 80 años en Floridablanca, Santander, que fue inyectada con una jeringa vacía por una trabajadora de la salud, el pasado 11 de marzo, han generado alerta ante los errores en el proceso de vacunación.

La Asociación Colombiana de Farmacovigilancia dijo que hay muchas circunstancias en las que el personal de la salud puede cometer fallas involuntarias.

“Hay múltiples errores de medicación como identificar incorrectamente al paciente, dar el medicamento que no es el adecuado o equivocarse en el momento de la aplicación del medicamento”, manifiesta Ángela Caro, presidenta de la Asociación Colombiana de Farmacovigilancia.

Caro asegura que, como en todos los procesos, siempre hay un margen de riesgo.

“Cuando sucede un error de medicación, este usualmente no depende de una única persona, sino que depende de los procesos y cómo están diseñados los procesos y las tareas”, explica.

La presidenta de la Asociación de Farmacovigilancia recomendó tener en cuenta otros aspectos:

Publicidad

  • Sistema de salud bajo presión por aumento de la demanda.
  • Escasez de personal.
  • Nuevas tecnologías, incluyendo nuevos medicamentos como las vacunas.

Para el análisis, los farmacovigilantes consideran que es primordial utilizar la ciencia de los factores humanos para evitar juzgar prematuramente a los profesionales de la salud inmersos en estos hechos.

“Considere las capacidades y limitaciones de las personas que ahí participan, las implicaciones que tiene la tarea, el adecuado diseño de las herramientas de dispositivos que utilizan las personas”, señala Carlos Aceves Gonzáles, presidente de la Red Latinoamericana de Ergonomía y Factores Humanos en Sistemas de Salud.

Consideran que el reporte y análisis de estos errores es fundamental para la gestión oportuna de los riesgos, pues evidencia las fallas del sistema.

“Suceden errores de medicación en todas las partes del mundo y al reportarlos, hacer el análisis y aprender de ellos, los sistemas en general se mejoran”, subraya Caro.

Asimismo, aseguran que si se demuestra con las investigaciones que la situación surge de negligencia, mala fe y actuaciones deliberadas, se deberán aplicar las sanciones correspondientes por parte de los entes de vigilancia.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias