Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Final feliz para modelo que para pagar su universidad se puso a vender aguacates

Luego de ser conocida la historia de Michelle Polanco, un alto funcionario del Gobierno prometió ayudarle a terminar la universidad.

Michelle Polanco trabajaba como modelo para pagar la universidad y cumplir su sueño de ser abogada. Pero en el mejor momento de su carrera como modelo, llegó la pandemia y ante las dificultades decidió iniciar un emprendimiento: vender aguacates en la esquina de su casa.

“Ya años después empecé a hacer fotos con marcas y empezó este tema del modelaje, realmente me ha ido muy bien”, contó la mujer.

“Muchísimas marcas entraron en crisis, decidieron cerrar sus puertas, chicas quedaron desempleadas, chicas que son mamás, que estudian, que ayudan a sus papás y, bueno, al igual que yo muchas trataron de crear su emprendimiento y para mí este es mi emprendimiento”, relató.

El objetivo de Michelle es con la venta de aguacates es seguir estudiando.

“Aquí no hay pena, la realidad es que no hay pena, hay unas ganas enormes por comerme el mundo, por lograr los sueños, llegó la oportunidad de vender aguacates y dije, bueno este es un buen negocio, es la oportunidad de pagar el semestre”, admitió.

El desempleo juvenil, a pesar de mostrar una pequeña reducción con relación al año pasado, sigue siendo preocupante y más aún, por la gran brecha de género.

Publicidad

La tasa de desempleo de las mujeres jóvenes entre 14 y 28 años para el periodo marzo, mayo de 2021 es del 29,3%, apenas una reducción en 3,3% frente a la tasa de desempleo del año anterior”, dijo Juan Daniel Oviedo, director del Dane.

Vea también:

El ministro de Deporte Ernesto Lucena al conocer la historia de Michelle, que fue dada a conocer por Noticias Caracol , decidió buscarla e ir personalmente a hablar con ella.

“Yo vi tu nota, estaba bajándome de un avión, llegué al aeropuerto, le dije a Jonathan, llámela. ¿Cuál es tu propósito entonces?”, le dijo el ministro Lucena.

“Comenzar clases”, le respondió Michelle.

“¿Pero ya estás estudiando?”, le preguntó el alto funcionario.

“No, voy a arrancar la carrera ahoritica”, le dijo ella.

Publicidad

La conversación terminó con una buena noticia: ante la posibilidad de obtener un cupo en ese centro de estudios, Michelle finalmente se comprometió a recopilar toda la documentación para iniciar el proceso de matrícula y cumplir su sueño de ser abogada especialista en derecho ambiental.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias