Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

General (r) Mario Montoya niega haber pedido “litros de sangre” en casos de falsos positivos

Dice no recordar en detalle lo ocurrido con esas muertes. Las madres de las víctimas afirman que el oficial se burla de ellas al no decir la verdad y piden excluirlo de la JEP si no habla.

Noticias Caracol conoció la versión voluntaria que rindió el general en retiro Mario Montoya ante la Jurisdicción Especial de Paz en febrero de este año.

El excomandante del Ejército dijo no recordar en detalle lo ocurrido al ser preguntado sobre las denuncias de falsos positivos cuando estuvo en la primera división.

“No recuerdo haber recibido ninguna queja, no recuerdo haber recibido, y si recibí alguna queja tuve que haberle dado trámite hacia la correspondiente brigada”, señaló.

A lo largo de la audiencia insistió en la transparencia de sus operaciones y sorprendió su respuesta sobre el Catatumbo cuando le preguntaron por las zonas de operación: “para mí el Catatumbo ha sido una república independiente, allá manda el ELN, allá mandaban las FARC y mandaba el EPL y los narcotraficantes (...) Yo diría que es que haya nunca la hemos ganado (la guerra) doctora, (...) eso es una república independiente, me da pena decirlo, pero es una república independiente”.

Según el general retirado, la prioridad no eran las bajas en combate sino las desmovilizaciones y habló sobre su reacción cuando salieron a la luz los falsos positivos de Soacha: “Inmediatamente procedí a suspender en funciones y atribuciones a tres oficiales, al comandante de la brigada, al jefe de operaciones y al jefe de inteligencia de esa brigada”.

Agregó que militares como el coronel Gabriel de Jesús Rincón y otros han declarado en su contra porque “los eché del Ejército; yo, yo los suspendí en funciones y atribuciones. Ahí mismo, apenas el oficial de inteligencia me lo dijo y ese coronel llegó allá llorando a mi oficina, que por qué lo había echado, le dije ‘vaya y respóndale a la justicia’”.

Publicidad

Rincón Amado, exjefe operaciones de la brigada móvil número 15, dijo en su declaración que los mandos no exigían “capturas, aquí lo que exigían eran muertes en combate, y como lo manifestaba en sus programas el comandante del Ejército, eran litros de sangre, tanques de sangre, a mí no me importa nada de capturas, a mí me tienen que dar son muertos en combate”.

Montoya aseguró sobre este testimonio que “jamás” hizo algo así, “eso es un término que lo sacaron allá abajo, lo sacaron allá. ¿Usted cree que uno con esta dignidad, uno va a ir a lanzar semejante expresión? Por favor, no lo hace doctora”.

Sin embargo, el excomandante del Gaula Córdoba, Óscar Alberto Acuña señaló en un reciente testimonio que a su mente llegó “una frase que él nos decía: ‘las bajas y los muertos no son lo último, son lo único, no son lo más importante, son lo único’, frase textual del general Mario Montoya ”.

Otro de los que también ha involucrado a Montoya fue el excomandante de Gaula Casanare Gustavo Soto Bracamonte, quien afirmó que "durante el tiempo que estuve de comandante di, si no estoy mal, fueron 83 muertes, donde la gran mayoría, creo que muy poquitas, por allí unas cuatro o cinco, eran operaciones de muertes totalmente legales, las demás son muertes ilegítimas".

Publicidad

Las víctimas rechazan testimonio del general (r) Mario Montoya

La expectativa sobre la declaración del excomandante del Ejército era amplia; sin embargo, dejó gran desazón entre las madres de los falsos positivos.

“Siempre va a las audiencias a burlarse de nosotras las víctimas, a decir que no se acuerda, que no dio esa orden (…) hemos salido a llorar porque vemos que no hay justicia”, expresó Ana Jhoana Páez.

“No ha querido reconocer esa responsabilidad masiva que tuvo y que ha tenido respecto a todos los crímenes de lesa humanidad, reconocidos por una Suprema Corte de Justicia”, dijo por su parte, Luz Marina Bernal.

Sebastián Escobar, representante de las víctimas, dijo que sus clientes sienten que el general (r) Mario Montoya las irrespetó “en el sentido de que no hizo ningún aporte a la verdad ni tampoco ha asumido ningún tipo de responsabilidad. Además, pues dijo en plena audiencia que era su deseo guardar silencio”.

Es por eso que solicitó a la JEP que, en caso de un incumplimiento por parte del excomandante del Ejército con la verdad, evalúe la posibilidad de excluirlo de la jurisdicción.

Publicidad

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO