Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

¡Hasta atraviesan ríos! Estos profesores se la juegan toda para evitar la deserción escolar

Aunque deben abordar una motogarrucha y caminar hasta 40 minutos, no escatiman esfuerzos para encontrarse con sus alumnos en el campo.

Aunque deben abordar una motogarrucha y caminar hasta 40 minutos, no escatiman esfuerzos para encontrarse con sus alumnos en el campo. Suscríbase [GRATIS] a nuestro canal en YouTube: http://bit.ly/2Jhc3oO. Descargue nuestra aplicación: http://hyperurl.co/appnoticias Síganos en Google: http://bit.ly/2MrIZP3 WhatsApp El Periodista Soy Yo: http://bit.ly/2QD18rw WhatsApp Noticias Caracol Ahora: http://bit.ly/34ed1uQ Síganos en redes sociales: Facebook: https://www.facebook.com/NoticiasCaracol Twitter: https://twitter.com/NoticiasCaracol (@NoticiasCaracol) Instagram: https://www.instagram.com/noticiascaracol/ Nuestros canales en YouTube: Caracol Televisión: http://bit.ly/2CHpld2 Suscribirse Gol Caracol: http://bit.ly/2yAIGcU Suscribirse Shock: http://bit.ly/2CHNKzi Suscribirse Blu Radio: http://bit.ly/2CFF7Fo Suscribirse La Kalle: http://bit.ly/2JkgfEz Suscribirse Caracol Play: http://bit.ly/2SkyjlM Suscribirse El Espectador: http://bit.ly/2D4rkt7 Suscribirse

En Barrancabermeja, Santander, un grupo de profesores viaja por horas con el fin de asegurarse que sus estudiantes no opten por la deserción escolar debido a la crisis del COVID.19.

Alicia, Xenia, Marylin, Luis y Fabio, docentes del centro educativo Meseta de San Rafael, en Barrancabermeja, salen desde muy temprano hacia la vereda La Colorada.

Abordan una motogarrucha o transporte informal por las líneas férreas y, luego de una hora, caminan 40 minutos para pasar en una canasta improvisada el río. En la ribera los recoge un tractor que, luego de 15 minutos, los deja en la casa de Johan, un niño de siete años al que buscan y educan para que no se olvide de la escuela en tiempos de pandemia.

Así como Johan espera a sus profesoras Xenia y Alicia, otro centenar de estudiantes se alistan y hasta se ponen el uniforme para el momento en que llegan sus docentes.

Este grupo de docentes no solo educa a los niños, también apoya a estas familias con dificultades.

En un mes estos docentes hacen una o dos visitas por estudiante a los que dicen hoy amar más que nunca, pues conocen el esfuerzo que hacían para ir a la escuela.

Publicidad

Son jornadas de 12 o 13 horas en medio de las zonas rurales y, entre ellas, apenas sacan un momento para descansar y compartir alimentos en cualquier lugar.

Publicidad

Lo más visto
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política.
ENTENDIDO