Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Hay orgullo en Guayatá, Boyacá: pequeña finca logró un récord Guinness

En una hectárea y media, una pareja de esposos cosecha de forma orgánica 400 árboles de diferentes variedades. Uno de sus mangos desbancó a Filipinas en esta publicación.

Mango de Guayatá, Boyacá, rompió Récord Guinness

En Boyacá, una pareja de campesinos no desaprovecha ni un centímetro de su hectárea y media de tierra. Allí cosechan 400 árboles de diferentes variedades de frutos, entre ellos el mango tommy, considerado el más grande del mundo según certificado de los Récords Guinness.

Sin nada que envidiarle a quienes tienen grandes cantidades de tierra, Germán Orlando Novoa Barrera y su esposa, Reina María Marroquín, se gozan de ser plenamente autosostenibles en cualquier época del año. Cada cuatro metros de su hectárea y media de tierra, tienen un árbol sembrado y productivo, ya sea de macadamia, café, sacha inchi, mandarina, limón tahití o cualquiera de las siete variedades diferentes de aguacate que poseen.

Publicidad

“Yo estoy convencido de que el campo tiene futuro. Siempre tenemos cosecha de cualquier cosa, siempre hay que vender y siempre nos sostenemos, un árbol de aguacate en el año puede producir aproximadamente 4 canastillas de aguacate que en este momento están en promedio a 100 mil pesos, serían 400 mil pesos de un solo árbol por año y la macadamia es un rendimiento similar, produce entre unos 25 kilogramos de fruta en concha que también son aproximadamente unos 500.000 pesos al año”, explica Germán.

Son tal los rendimientos y productividad alcanzados en la finca Sanmartín que este año aparece referenciada en el libro de los Récord Guinness, nada más ni nada menos que por tener el mango más pesado del mundo.

En el proceso de certificación hasta el notario de Guayatá resultó vinculado. Asegura que en el documento que redactó como testigo dejó constancia de la espectacularidad de ese mango tommy cosechado en la vereda Las juntas.

“Dio una circunferencia de 61,5 centímetros y una altura desde la parte donde esta prendido al árbol, porque ya lo desprendimos y lo paramos, y dio una altura de 23,7 centímetros y en la parte más central, o sea en su ancho, nos dio una medida de 21 centímetros y al pesarlo obtuvimos 4.250 gramos”, indicó Carlos Efraín Cruz, notario de Guayatá.

Publicidad

Ahora, hasta la zona urbana se contagió de ese orgullo y en el parque principal fue construido un monumento a ese mango que, por un kilo más de peso, derrocó a Filipinas que ostentaba el título hasta hace un año.

La pareja de agricultores asegura tener únicamente una fórmula mágica: “Yo pienso que el amor que se le da a la tierra porque, como dice gente, hay es quien qué sabe que les inyectan o nada. Aquí todo y los abonos son orgánicos que se le echan”, explica Reina.

Publicidad

“Únicamente utilizamos productos biológicos y orgánicos y alternamos”, agrega su esposo.

La polinización también es vital. Además de respetar las abejas, los cultivos están diseñados para que estas trabajen en lo que la pareja denomina “polinización cruzada".

Seis años atrás, la finca se dedicaba únicamente a la ganadería y al monocultivo de naranja, hoy ya no existen ninguna de esas dos explotaciones, dan valor agregado a los frutos cosechados y los clientes se desplazan hasta el mismo predio a comprarles la producción donde con los recursos recibidos se pagan dos trabajadores y ha salido la educación de los cinco hijos de la pareja, ya profesionales.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.