Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Hurto de combustible está causando preocupante contaminación en el río Catatumbo

Ejército denuncia que, sin pensar en el daño ambiental, criminales roban petróleo a través de válvulas ilícitas conectadas al oleoducto Caño Limón-Coveñas.

Una grave denuncia sobre daños ambientales en el Catatumbo hizo el Ejército.

Según la fuerza castrense, delincuentes extraen crudo del oleoducto Caño Limón para luego convertirlo en gasolina artesanal.

En las últimas horas la tropa destruyó tres complejos de esta naturaleza en la vereda San Isidro, zona rural de El Tarra.

El Comando Energético Número 1 del Ejército informó que las tres refinerías ilegales estaban acondicionadas con un sistema artesanal para extraer el crudo del oleoducto para luego fabricar gasolina rústica.

“En el interior de las mismas fueron encontrados 35 mil galones de gasolina tipo pate grillo, 20 mil galones de crudo, tres aparatos conocidos como marcianos y 55 recipientes cúbicos con capacidad para almacenar 1.200 galones”, dijo el coronel Wilfredo Gómez Sepúlveda, comandante de esa unidad militar.

Para el Ejército, la refinería ilegal pertenecía al ELN. Lo que más sorprendió a las tropas es la contaminación con crudo derramado.

Publicidad

“Denunciamos estas prácticas ilegales que atentan directamente contra los ecosistemas y fuentes hídricas de la región del Catatumbo y que están siendo empleados por estos grupos para sustentar con precursores químicos la producción de base de coca”, añadió el coronel Gómez Sepúlveda.

Según Cenit, empresa filial de Ecopetrol, otra válvula ilícita también contaminó las aguas en zona rural de Tibú. Ambientalistas condenaron este grave daño al ecosistema.

"Rechazamos la destrucción del rio Catatumbo con la contaminación y voladura de los oleoductos, hacemos un llamado al Gobierno para que asuma su responsabilidad con la conservación del medio ambiente", pidió Pablo Carrascal, ambientalista de Norte de Santander.

Para las autoridades, el hurto y refinación artesanal de crudo es, después de la coca, el segundo delito a combatir en el Catatumbo.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO