Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Inclusión para la Paz: un camino construido durante cinco años que recoge frutos

Este programa ha logrado impactar la vida de más de 55.000 afrodescendientes e indígenas en 23 municipios de 10 departamentos en Colombia.

Programa Inclusión para la Paz (IPA) con comunidades indígenas y afrocolombianas

Después de cinco años de trabajo con, desde y para las comunidades étnicas en Colombia, el Programa Inclusión para la Paz (IPA) -de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), implementado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), finaliza su ejecución.

Este programa inició sus actividades en 2016 con el propósito de fomentar la inclusión social y económica de las comunidades indígenas y afrocolombianas.

Un quinquenio de existencia que le ha permitido al IPA construir procesos inclusivos, reconociendo la cosmovisión, tradiciones, conocimientos, sentires y saberes ancestrales de las personas pertenecientes a comunidades afrodescendientes e indígenas. por medio del fortalecimiento de las instituciones del Gobierno y de las organizaciones de la sociedad civil, la generación de oportunidades económicas y la promoción del respeto por la diversidad étnica.

El Programa Inclusión para la Paz ha logrado impactar la vida de más de 55.000 afrodescendientes e indígenas en 23 municipios de 10 departamentos en Colombia.

De la mano de las comunidades étnicas

A través del fortalecimiento de las instituciones del Gobierno, de la sociedad civil, la generación de oportunidades económicas y la promoción del respeto por la diversidad étnica, el Programa Inclusión para la Paz trabajó en territorios donde se concentra aproximadamente el 80% de la población afrocolombiana e indígena en Colombia. Allí:

  • Benefició a más de 55.000 personas y desarrolló sus actividades basándose en dos estrategias: alianzas con instituciones de gobierno y empresas del sector privado con el fin de implementar acciones para el fortalecimiento de las comunidades étnicas, y la implementación conjunta con y para las organizaciones étnicas como aliados de IPA.
  • Acompañó cada acción desde los enfoques transversales que tuvieron como eje la noción de interseccionalidad, que permitió visibilizar las necesidades, intereses y realidades de las personas étnicas de acuerdo con, orientación sexual e identidad de género, situación de discapacidad y edad, a la par que movilizó redes regionales de innovación para dirigir la atención en la inclusión indígena y afrocolombiana.

“En OIM nos sentimos orgullosos de saber que este camino lo construimos de la mano con las comunidades étnicas. El trabajo conjunto nos permitió comprender, atender sus necesidades y acompañar procesos estratégicos de las organizaciones. Son muchos los logros, pero hay desafíos que aún persisten; y por ello, desde nuestra organización, expresamos y reiteramos el compromiso de avanzar y trabajar sin descanso por la equidad, la igualdad, el respeto por la diversidad y por supuesto, por la inclusión”, expresó Ana Durán Salvatierra, jefe de Misión de la OIM en Colombia durante el cierre virtual del Programa Inclusión para la Paz.

Publicidad

Resultados del IPA


  • El fortalecimiento de capacidades de las entidades de Gobierno (a nivel nacional y local), con el fin de impulsar una respuesta adecuada a las necesidades, contextos y realidades de las comunidades étnicas. También, el afianzamiento de las organizaciones étnicas para que representen de forma adecuada los intereses de las poblaciones afrocolombianas e indígenas. Frente a este proceso, IPA fortaleció 57 entidades de gobierno y apoyó cerca de 190, de las cuales 95 recibieron donaciones directas para la implementación de actividades en el territorio. Igualmente, más de 5.800 líderes étnicos fortalecieron sus capacidades de liderazgo e incidencia.

Le puede interesar:
Descargue, explore y comparta la guía divulgadora para el abordaje pedagógico de derechos de las mujeres y de personas con orientaciones sexuales e identidades de género no hegemónicas. Una herramienta creada desde del Programa IPA, que reúne propuestas de diferentes entidades del Estado colombiano, organizaciones y activistas que tienen en común su labor de aportar a relaciones de género igualitarias y a la no discriminación: https://repositoryoim.org/handle/20.500.11788/2292

  • La generación de oportunidades económicas a nivel rural y urbano a través del apoyo al desarrollo de emprendimientos y proyectos productivos y el fomento de estrategias de formación para el trabajo y el acceso a oportunidades laborales. Con ello, se logró que 9.504 hogares accedieran a emprendimientos y proyectos productivos, de los cuales el 63% son liderados por mujeres. 11.303 personas se vincularon laboralmente. Uno de los logros destacados se ha dado a través de la creación e implementación de la Estrategia de inclusión laboral para las comunidades afrodescendientes e indígenas de Colombia, en la ruta de empleo implementada por la red de presta­dores del Servicio Público de Empleo.

Sobre empleo:
Conozca la experiencia de la Agencia Pública de Empleo del SENA, regional Chocó: https://drive.google.com/file/d/1uxI1To_uM-OnfI9rY5QDYaOhqF9frkHr/view?usp=sharing

  • La promoción del respeto por la diversidad étnica por medio de la implementación de tres campañas de comunicación para promover la inclusión y el reconocimiento de los aportes de las comunidades étnicas en la construcción de país. Así mismo, el apoyo a 97 iniciativas que preservan el patrimonio material e inmaterial de afrocolombianos e indígenas, constituyéndose en motor de desarrollo para Colombia.

Únase a #MiraSinPrejuicios:
La primera campaña transmedia contra los estereotipos y la discriminación racial en Colombia, que fue creada y es implementada por USAID, OIM Y Caracol TV: https://www.youtube.com/watch?v=7CXEhu2fN04

Igualmente, cuando las comunidades étnicas fueron afectadas por situaciones como desastres naturales o emergencias sanitarias como el COVID-19, IPA brindó ayuda humanitaria, adaptó sus proyectos al nuevo contexto y promovió actividades para la seguridad alimentaria y la reactivación económica, siendo ejemplo de este ejercicio las más de 40.000 personas apoyadas en el marco de la emergencia sanitaria.

Más líneas de impacto

Otro logro del Programa Inclusión para la Paz (IPA) ha sido el apoyo a la implementación del Acuerdo de Paz, suscrito entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC-EP en 2016, mediante el fortalecimiento de la Comisión Étnica para la Paz; organización de la sociedad civil encargada de velar por el cumplimiento de lo pactado en beneficio de las comunidades étnicas.

Así mismo, se logró el impulso a los procesos de educación de 21.000 jóvenes, junto a más de 1.880 docentes vinculados a procesos de fortalecimiento de capacidades.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias