Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Indignante caso de niña de 7 años que habría sido obligada por su mamá a hacerse un tatuaje

El hecho fue transmitido en vivo por redes sociales. El ICBF tomó cartas en el asunto, pues su hermanito, de 10 años, también había sido tatuado.

tatuaje-niña-pereira.jpg
Hombre tatúa a una niña de 7 años en Pereira, mientras su mamá la sostiene para que soporte el dolor.
Redes sociales.

Una niña de 7 años tuvo que soportar el dolor infligido por un tatuaje que su mamá, al parecer, le obligó a hacerse en hechos ocurridos en Pereira , una ciudad intermedia del occidente de Colombia.

Durante algo más de 10 minutos, un hombre transmitió la sesión.

El tatuador nunca tomó una pausa mientras la niña, entre lágrimas, pedía que se detuviera.

Ante el dolor de la pequeña, su mamá le decía: “Ya acostúmbrate, acostúmbrate que no va a doler más de ahí, respira normal, entre más respires, más te duele”.

La niña, tatuada en la pierna derecha, no podía parar de sollozar y su mamá la recriminó: “No llore, que después su papá dice que eso le dolió, que por qué se lo hicimos”.

A su vez, le apretaba la pierna en la silla para que siguieran con el trabajo.

Publicidad

“Cálmate, contrólate, recuéstate ya, recuéstate y respira, haz de cuenta que nada está pasando. ¿Ya no quiere la perforación de la oreja?”, decía la mujer, anunciando que no sería la última vez que la niña sería sometida a estos dolorosos momentos.

tatuaje-niña.jpg

Al conocer lo ocurrido, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar , que se encarga de velar por la protección de los menores, abrió un proceso de restablecimiento de derechos en favor de la niña de 7 años.

En medio de la investigación, la mamá fue sancionada y obligada a tomar un curso pedagógico al vulnerar la integridad de la niña.

También determinó que, tal y como se escucha en el video, además de la pequeña, un hermanito suyo también habría pasado por lo mismo.

“Durante la verificación de derechos, el equipo del ICBF de la regional Risaralda pudo establecer que el hermano de 10 años también fue tatuado y por tanto, se le realizó un proceso de restablecimiento de derechos con ubicación en medio familiar y acompañamiento psicológico”, informó el ICBF.

Además, “ordenó la creación de una petición para que el Centro Zonal de Armenia (ciudad cercana de Pereira) adelante la verificación de derechos de un tercer hermano, de 15 años, quien se encuentra con su familia paterna en la capital de Quindío”, esto para tratar de verificar si también fue obligado a tatuarse.

Publicidad

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO