colombia
8:30 pm - 1 de Septiembre de 2019

Iván Márquez buscó apoyo en el ELN y en Venezuela porque ‘Gentil Duarte’ se lo negó

El actual jefe de las disidencias de las FARC considera que Luciano Marín perdió poder al colaborar con el proceso de paz, delataron labores de inteligencia.

Con la decisión de algunos de los jefes más fuertes de las antiguas FARC de regresar a las armas, tanto las disidencias como otras bandas criminales empezaron a mover sus fichas para una guerra por el control del narcotráfico y la minería ilegal.

Noticias Caracol conoció un informe de inteligencia en poder de los altos mandos militares y policiales que presentarán al presidente duque sobre el panorama y la estrategia para desmantelar estas bandas.

El video de Iván Márquez donde anuncia que regresa a las armas no solo prendió las alertas de los jefes de los grupos criminales que dominan la delincuencia en Colombia, sino de los organismos de inteligencia que analizan el duro panorama criminal que se avecinaría. Basados en informaciones y análisis, desde ya empezaron a armar su estrategia para neutralizar a los cabecillas de los grupos y evitar que avancen en sus propósitos.

El mayor temor que las agencias de inteligencia de Colombia y del extranjero tienen en este momento es que los exjefes de las FARC que regresaron a la guerra armen grupos independientes como el ELN, aparentando tener una unidad militar e ideológica, con la que el ELN no cuenta y se convierten en objetivos difíciles de atrapar, hipótesis que no descartan y sobre la cual están trabajando los agentes de inteligencia rápidamente identificando a los delincuentes que buscan a sangre y fuego tomar el mando o control de esas disidencias.

Pero inteligencia tiene más preocupaciones. Por ejemplo, la guerra interna que pueden declararse los que entran al monte a tomar el mando de las disidencias contra los que no se acogieron al proceso de paz y tomaron ventaja en cuanto a cultivos de coca, rutas para sacar la droga y las alianzas con carteles, especialmente mexicanos, para mantener su músculo económico y en armas.

Asegura el jefe de un grupo de inteligencia que alias ‘Iván Márquez’ abandonó la zona donde permanecía luego del proceso de paz y se reunió en Venezuela con alias ‘el Paisa’ y ‘Santrich’. Desde allí buscaron la manera para reunirse con alias ‘Gentil Duarte’, al que las agencias de inteligencia consideran es el jefe de jefes actualmente de las disidencias en el país.

Iván Márquez le pidió el apoyo militar y logístico a alias ‘Gentil Duarte’ para declararle la guerra al Estado. Sin embargo, Márquez se llevó la mayor sorpresa luego que ‘Duarte’ le negara el apoyo y le advirtiera que solo podía ser el jefe de uno de sus grupos insurgentes en algunas zonas, pues había perdido poder e influencia al irse al proceso de paz. Este hecho fue contado por un informante al servicio de inteligencia y que hace parte del grupo más grande de disidentes de ‘Gentil Duarte’.

El mismo informante les contó a los agentes que la posición radical de ‘Duarte’ no le gustó a Iván Márquez, quien de inmediato regresó a Venezuela y junto con ‘el Paisa’ y Santrich buscaron el apoyo en amigos integrantes de la fuerza armada bolivariana para dotarse en armas uniformes y logística que le permitiera armar su propio grupo.

Por esa misma situación, como medida desesperada, buscó apoyo del ELN a pesar de algunas diferencias que ha tenido internamente con ese grupo delincuencial. Además, ahora hace un llamado a los mandos medios que están bajo el proceso de paz para que se unan a sus filas, buscando fortalecer su grupo.

Ante ese panorama cuentan que alias Iván Márquez y su banda declaró una guerra al Estado sin fuerza en armas ni dinero y otra guerra contra grandes estructuras de disidentes de las FARC, ELN, Clan del Golfo que tomaron fuerza durante el proceso de paz y dominan importantes zonas del país donde están los cultivos ilícitos, donde tienen laboratorios y hasta rutas para sacar la droga, el músculo económico más poderoso y que permite sostener en armas y en hombres a esas organizaciones crimínales.

Así es como ‘Gentil Duarte’, al que consideran el segundo delincuente más buscado después de ‘Otoniel’, domina la Orinoquía, los Llanos Orientales y el Amazonas, zonas fronterizas donde además tiene nexos y acuerdos con guerrilleros del ELN e integrantes de la fuerza pública venezolana para extorsionar y mover decenas de kilos de cocaína hacia Centro y Norteamérica.

Bajo las órdenes de alias ‘Gentil Duarte’ están alias ‘Allende’, alias ‘Iván Mordisco’ y ‘Jhon 40’, encargados de mover la cadena del narcotráfico en el Pacífico colombiano, donde tuvo que enfrentarse en una guerra silenciosa contra los hombres que envió ‘Otoniel’ desde Urabá para apoderarse de Tumaco, especialmente luego de la muerte de alias ‘Guacho’.

Aseguran que la guerra contra el clan la ganó ‘Gentil Duarte’ luego de enviar cerca de 200 hombres desde Putumayo a Nariño, obteniendo como premio los cultivos de coca y los narcos mexicanos a quienes señalan de comprar el 95 por ciento de la coca y marihuana que se produce en Nariño. Por eso Tumaco es una zona a donde Iván Marquéz y su grupo tampoco podrían llegar sin la autorización de ‘Gentil Duarte’.

Para los organismos de inteligencia, sobre ese análisis y otros que Noticias Caracol obtuvo pero que por seguridad estatal no se pueden revelar, los agentes de inteligencia arman la estrategia con apoyo de inteligencia no solo de Estados Unidos, sino británica, que también de manera silenciosa están apoyando la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico en el país.

Ver Comentarios

d