colombia
12:18 pm - 22 de Octubre de 2014

Jefe negociador del Gobierno con FARC niega que se hagan "regalos al terrorismo"

Artículo
Por: 
EFE

El jefe negociador del Gobierno colombiano en el proceso de paz con las FARC, Humberto de la Calle, negó  que se hayan hecho "regalos al terrorismo" en los tres preacuerdos alcanzados con la guerrilla y desmintió todas las críticas realizadas por el expresidente Álvaro Uribe.

En una declaración desde la sede de la Presidencia, De la Calle consideró que las acusaciones de Uribe, que aseguró que el Ejecutivo "capitula" ante la guerrilla, son "una oportunidad" para explicar los avances de las negociaciones de La Habana, que están a punto de cumplir dos años.

"No es cierto que el Gobierno no haya hecho exigencias a las FARC", aseguró el representante oficial, que calificó de "falacias" las afirmaciones del expresidente y senador Uribe en una comparecencia en la que rebatió en cuatro grandes bloques todas las críticas.

Se trata de un avance de las respuestas que la delegación del Gobierno ofrecerá "en uno o dos días" para responder de forma "detallada" el polémico documento "las 52 capitulaciones de Santos en La Habana" emitido por el partido liderado por Uribe, el Centro Democrático, la semana pasada.

Ese escrito, que hoy fue ampliado a 68 capitulaciones, afirma que los preacuerdos sobre propiedad de la tierra, participación política y drogas ilícitas son concesiones al grupo armado. "Hay dudas legítimas y críticas que siempre son bienvenidas, pero también tenemos que decir con toda franqueza que hay afirmaciones absolutamente equivocadas", comenzó De la Calle, quien pidió que los cuestionamientos "se hagan con afirmaciones ciertas y en un marco de lealtad" al proceso de paz.

De la Calle fue vehemente al afirmar que, en materia agrícola, "nada de lo pactado conduce a un proceso de colectivización de la tierra", y que en cualquier caso el acuerdo de Cuba "no cambia una coma" de la normatividad vigente en este sentido. El primer punto acordado entre las partes incluye la creación de un Fondo de Tierras para campesinos que no tengan terrenos o éstos sean insuficientes y que, subrayó el jefe negociador, no se formará en base a expropiaciones indiscriminadas, como apuntó el uribismo.

"(El fondo) se nutrirá principalmente de tierras en manos de narcotraficantes y corruptos o personas que mediante fraude han arrebatado terrenos baldíos al Estado. Los únicos que tienen que preocuparse son los delincuentes", aseguró. En reiteradas ocasiones el jefe negociador mantuvo que todos los procedimientos acordados en La Habana se realizarán dentro de la normatividad actual, por lo que consideró que el Centro Democrático "no ataca al proceso de paz sino a la legislación vigente".

Sobre el segundo punto, referido a participación política, dijo que se busca "ampliar los desarrollos democráticos que están vigentes" y que "pueden y deber ser perfeccionados" con la inclusión de nuevas circunscripciones electorales y "movimientos políticos".

"Las circunscripciones transitorias de paz no son para darle cupos a las FARC sino para comunidades que no han podido tener la participación que merecen. Si las FARC desean participar en política se les darán las garantías necesarias, ese es el fundamento de la conversación. Pero ellos deben darle también garantías a la sociedad", matizó.

Asimismo, se mostró tajante al afirmar que la "dejación de armas" por parte de la guerrilla se realizará desde el mismo momento que entren en funcionamiento los acuerdos definitivos, y negó en varias ocasiones que en Colombia se produzca "una paz armada", en respuesta a la acusación de Uribe de que las FARC tardarían 10 años en desarmarse.

Por último, en relación a las drogas ilícitas, indicó que las FARC han mostrado su compromiso en reconocer su vinculación con el narcotráfico y la eliminación de cultivos de coca. En este punto se centraron las críticas más furibundas del uribismo, que ha denunciado que la guerrilla se reservaba el derecho a destruir los cultivos de coca.

"Esa es una equivocación profunda. El Estado se ha reservado el derecho a fumigar en casos excepcionales", desmintió De la Calle. 

Ver Comentarios

d