Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

La ambición rompe el saco: les ofrecieron oro barato y acabaron perdiendo los ahorros de su vida

Las autoridades informaron que al menos 100 personas resultaron afectadas tras hacer un negocio que era promocionado por redes sociales.

Con una imagen publicada en redes sociales, una banda de estafadores promocionaba un negocio de venta de oro a un costo tan atractivo que muchos comerciantes vieron la oportunidad de sus vidas, justo en las dificultades de la pandemia del coronavirus COVID-19 .

“Nos dejamos deslumbrar porque el negocio era bueno, nos producía una buena renta al comprar el oro y al revenderlo obteníamos una ganancia buena”, dice una de las víctimas.

A esta y a otras personas afectadas las citaban en fincas alquiladas o de conocidos por los delincuentes, para que miraran el oro que iban a comprar.

“En la muestra eran originales, les daban una muestra de unos gramos de oro y unos dólares originales donde ellos miraban y hacían el proceso de autenticidad de estos elementos”, dijo el coronel Rodolfo Carrero, comandante de la Policía de Tolima.

Las víctimas se iban con las muestras y consultaban a expertos, quienes confirmaban la pureza del metal y la autenticidad de los dólares.

Publicidad

De acuerdo con el coronel Carrero, los delincuentes les aseguraban a sus víctimas que el oro provenía de “caletas de grupos al margen de la ley y que por eso lo vendían a bajo costo”. Entonces, los interesados clientes llamaban a sus vendedores para cerrar el negocio.

“Fuimos a Boyacá a mirar el oro, lo miramos, hicimos un negocio y al otro día fuimos con la plata a comprar el oro”, afirmó una víctima.

Contó que en ese negocio invirtió los ahorros de toda su vida.

“Íbamos a llevar tres libras de oro, ahí fue donde caímos, nos robaron 110 millones de pesos en dinero en efectivo. Nos encañonaron con armas cortas y largas, nos amarraron, aporrearon y emprendieron la huida los ladrones”, aseguró.

A otras víctimas, que invirtieron cerca de 500 millones de pesos, los citaron en otra finca de Cundinamarca. Luego, cuando fueron a vender el supuesto oro, se llevaron tremenda sorpresa.

Esta fue la conversación que quedó grabada entre la víctima que llegó a venderle a otra persona:

Publicidad

- Pesa 931 gramos. Usted me dirá si le interesa.

- Pero esto no es oro, esto es mineral, esto es similar al oro.

- No, sí es oro.

- La robaron porque esto no es oro.

“La banda delincuencial tenía su centro de operaciones en Boyacá, Cundinamarca y Tolima”, anotó el coronel Carrero.

Con las denuncias, la Policía ubicó los escondites de los 10 integrantes de la banda y hoy están tras las rejas. Según las autoridades, los delincuentes llegaron a acumular ganancias por cinco mil millones de pesos e, incluso, secuestraron a algunas de sus víctimas.

Publicidad

TEXTO PARA YOUTUBE

La ambición rompe el saco: les ofrecieron oro a bajo costo y acabaron perdiendo todos sus ahorros

Las autoridades informaron que al menos 100 personas resultaron afectadas tras hacer un negocio que era promocionado por redes sociales.

Con una imagen publicada en redes sociales, una banda de estafadores promocionaba un negocio de venta de oro a un costo tan atractivo que muchos comerciantes vieron la oportunidad de sus vidas, justo en las dificultades de la pandemia del coronavirus COVID-19 .

“Nos dejamos deslumbrar porque el negocio era bueno, nos producía una buena renta al comprar el oro y al revenderlo obteníamos una ganancia buena”, dice una de las víctimas.

Publicidad

A esta y a otras personas afectadas las citaban en fincas alquiladas o de conocidos por los delincuentes para que miraran el oro que iban a comprar.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO