Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

La confesión de exabogado de narco excluido de Justicia y Paz que salpica a un exmagistrado

Noticias Caracol obtuvo más de 20 horas de grabación del juicio por presunta corrupción contra Eduardo Castellanos. Su principal acusador es exdefensor de ‘el Mellizo’.

Marco Tulio Quintero Cano tiene 72 años, un pasado como abogado de la mafia y las claves del expediente que tiene en prisión al exmagistrado Eduardo Castellanos Roso.

“Yo cojo el dinero, llamo a Castellanos Roso para que nos veamos, concertamos la cita, en el Oma de la carrera 7 con 23, y allá llevo los 20.000 dólares”, afirmó Marco Tulio Quintero Cano, exabogado de alias ‘el Mellizo’, en una grabación.

Según el testigo, entre 2013 y 2014, el jurista recibió 50.000 dólares del narcotraficante Miguel Ángel Mejía Múnera , alias ‘el Mellizo’, con el fin de que lo favoreciera en Justicia y Paz. Con todo detalle, ante la Corte Suprema de Justicia, el exabogado del narco contó cómo él mismo le dio esa plata.

“Se hizo en la última mesa al fondo, al pie del baño de la cafetería, había muy poca gente, ahí le dije que tenía, pues, el regalo que le mandaban, y estaba en un sobre de manila, y se lo pasé por debajo de la mesa y él lo cogió”, dijo Quintero Cano.

Noticias Caracol conoció las entrañas de este proceso y obtuvo 20 horas de audiencias públicas en las que Marco Tulio Quintero reafirmó sus acusaciones contra el exmagistrado Castellanos Roso. Allí relató que la primera aproximación al jurista se dio a través de una carta manuscrita, que, según él, ‘el Mellizo’ le envió al magistrado desde Estados Unidos.

“Él analizó la carta conmigo y allí está diciendo que ahí le envía esa comunicación, que le va a enviar 20.000 dólares, que no está comprometido a absolutamente nada, que no lo está comprando absolutamente para nada, no le está haciendo exigencias de ninguna naturaleza, pero que esperaba que, en lo que pudiera, le colaborara y que él era muy agradecido con las personas que lo ayudaban para sacar adelante los temas”, dijo el abogado en otro video.

Publicidad

En palabras de Quintero Cano, se trataba de la primera cuota del soborno al magistrado que tenía su proceso en Justicia y Paz.

“Discúlpeme la terminología, nadie da puntada sin dedal, pues ya sabía Miguel Ángel qué quería hacer con eso: comprometerlo”, agregó.

Por cuenta de esos 50.000 dólares, añadió el testigo, el caso de ‘el Mellizo’ se dilató en demasía y el magistrado Castellanos Roso concedió múltiples aplazamientos a la defensa.

Paralelamente, sin embargo, la Fiscalía pidió la expulsión del narco del proceso de Justicia y Paz por no honrar sus compromisos de verdad, justicia y reparación a las víctimas.

Para evitar su exclusión, Marco Tulio Quintero le ofreció 700 millones de pesos. Según su confesión, se reunieron en Villaviencio, en un puesto de cholados, muy cerca del aeropuerto.

“Le dije exactamente ‘Eduardo, ¿cómo sería el hueco que habría que abrir para enterrar 700 millones de pesos?, y entonces él se sonrió como nervioso y me dijo ‘¿por qué?’ y le dije ‘pues, hermano, me autorizaron ofrecerle eso, usted verá si los acepta o no los acepta”, sostuvo Quintero.

Publicidad

De acuerdo con Quintero Cano, Castellanos no aceptó ese dinero porque otra magistrada del tribunal estaba convencida de que había que expulsar a ‘el Mellizo’ y porque, además, el proceso estaba caliente debido a ya circulaban anónimos sobre la cercanía entre el magistrado y el abogado del narcoparamilitar.

Al final, el 13 de julio de 2015, ‘el Mellizo’ fue expulsado de Justicia y Paz, y Eduardo Castellanos firmó ese fallo. El asunto quedó hasta ahí, pero dos años después fue capturada la fiscal Hilda Niño, acusada de favorecer al bloque paramilitar del dicho narco.

La Fiscalía siguió sus pesquisas y empezó a investigar a Quintero, quien confesó sus delitos. Pero, antes de hacerlo, se aseguró de grabar al magistrado Castellanos.

“Como la defensa del culpable siempre es predicar la inocencia, yo imaginé que el doctor Castellanos Roso iba a negar haber recibido esos dineros y, sabiendo quién es el señor Miguel Ángel Mejía Múnera, podrían ustedes imaginar si yo no hubiera entregado esos dineros en qué situación me hubiera puesto”, dijo el abogado en otro video.

Y agregó: “Entonces, bajo esas circunstancias, yo quise tomar esas grabaciones para en cualquier momento demostrarle al señor Mejía Múnera que yo sí había entregado esos dineros”.

Publicidad

En esas grabaciones del año 2018, el magistrado Castellanos le dijo al abogado que le ofrecía dinero por su silencio. Así consta en la acusación de la Fiscalía:

"En esas reuniones, Castellanos Roso le ofreció sumas de dinero, inicialmente de 3 millones de pesos, aumentando hasta 10 millones de pesos, para que el señor Quintero cano estuviera tranquilo y no declarara la verdad de lo sucedido".

¿Es tan contundente la acusación del abogado Quintero Cano? Para el representante de las víctimas, Francisco Bernate, lo es y debe ser condenado.

“Para nosotros, en efecto, las pruebas aportadas por el testigo Marco Tulio Quintero son contundentes contra el exmagistrado Eduardo Castellanos. No solamente es su declaración, sino que además ha aportado grabaciones que consideramos son bastante importantes para demostrar su responsabilidad”, aseguró.

En la otra orilla, el abogado David Albarracín, defensor del exmagistrado, sostiene que el testigo es un mentiroso consumado, que su versión es una colcha de retazos, que abundan las contradicciones y que no hay una prueba de que Castellanos se hubiese dejado manosear por la mafia.

“Se pudo determinar que Marco Tulio Quintero suele presentarse ante sus clientes como si tuviese influencias o conocimiento o amistad con funcionarios judiciales, esto lo determinamos con las entrevistas a varios prestantes funcionarios judiciales del distrito de Villavicencio”, sostuvo.

Publicidad

Y anotó que “cualquier dinero que este abogado le haya solicitado a Mejía Múnera con cualquier finalidad ilegal, muy posiblemente fue a parar a los bolsillos de Marco Tulio Quintero Cano”.

Es decir, según Albarracín, el abogado de ‘el Mellizo’ se robó ese dinero y para justificar esa vuelta pretendió entrampar al exmagistrado Castellanos.

“Y, evidentemente, esta afabilidad y este don de gentes y este humanismo y esta sencillez del doctor Eduardo Castellanos lo hacen presa de personas inescrupulosas y a la defensa no le cabe duda de que fue asaltado en su buena fe por parte de este abogado Marco Tulio Quintero Cano”, afirmó.

El abogado Albarracín añadió que el testigo estrella de la Fiscalía tiene un pasado oscuro y que no es de fiar, además de que varios jueces en el meta no lo dejaban subir a sus despachos porque después decía que los podía manipular.

Además, criticó que el exmagistrado Castellanos lleve más de dos años en prisión por cuenta de un único testigo y de unas grabaciones que, asegura, no prueban nada.

Publicidad

“No es coherente que una persona acepte 50.000 dólares y después no acepte no 700, sino 1.000 millones que le ofrecieron. Por lo tanto, este ofrecimiento de dinero y esta supuesta entrega de dinero está plagada de contradicciones desde las reglas de la experiencia y los principios de la lógica”, aseveró.

Al margen de las sombras del testigo y de las sombras del magistrado, el caso sigue adelante. La Corte Suprema de Justicia analiza con lupa las pruebas en el expediente, mientras la defensa de Castellanos asegura que ‘el Mellizo’ fue citado como testigo para probar la inocencia del jurista.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO