Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

La radio, la herramienta para educar a niños que no pueden ver clases por internet en cuarentena

Están en zonas rurales de Colombia donde se creó un programa para evitar la desescolarización tras el regreso a clases en medio de la pandemia del coronavirus COVID-19.

Hace más de 70 años se comenzó a usar la radio en Colombia como un método para enseñar en las zonas alejadas y ahora, para evitar la desescolarizacion durante la pandemia del coronavirus COVID-19 , un grupo de profesionales en educación decidió prender la onda en los territorios.

Durante nueve años,  el programa Enseña por Colombia inició la misión de conquistar estudiantes rurales en los territorios olvidados, a donde el conflicto armado no permitía el ingreso de educadores.

"Trabajamos por el desarrollo, el aprendizaje y el desarrollo de niños, niñas y jóvenes. Para esto, contamos con un grupo de 100 jóvenes profesionales que enseñan a 17.000 estudiantes en cerca de 47 colegios a nivel nacional”, dice Margarita Sáenz, directora ejecutiva de Enseña por Colombia.

La tarea de estos profesionales es salvar educando al mayor número de niños  y jóvenes que no reciben educación y que corren peligro de ser reclutados por grupos armados o narcos.

Pero, hoy, la pelea de los docentes rurales cambió, pues, ahora, deben enamorar y sostener a sus  estudiantes que, por la cuarentena y las distancias, se pueden perder.

Publicidad

"Un grupo de profes unidos por todo el país, unidos con los estudiantes por la falta de conectividad, creamos ‘A prender la onda’, un espacio radial con historias y retos para compartir en familia y que nuestros estudiantes sientan el cariño y que la educación no los abandona", afirma Lina Marcela Giraldo, profesora de Español en la escuelita La Provincia de Carepa (Urabá).

Así iniciaron su clases hoy los niños en la escuela radial, desde sus casas y acompañados por sus padres. Una onda radial que empieza a extender su sintonía en Carepa, Necoclí, San Pedro, en Urabá; Tumaco, Ricaurte, Barbacoas, en Nariño; Dibuya, en Guajira, y también en Santa Marta y Cartagena.

"En este espacio donde uno se dedica a grabar audios, uno siente que está haciendo algo importante y tanto uno como otras personas en este tiempo no se va a aburrir cuando está encerrado", comenta Carlos Cardona Amador, alumno de "A prender la onda".

Es así como la radio vuelve a ser hoy, como lo fue hace décadas, una valiosa herramienta para educar y lo hace justamente con ocho mil estudiantes que quedaron literalmente desconectados por culpa de la pandemia, pero que están dispuestos a prenderla para aprender.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias