Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

La sangre fría del asesino de Karina Blanco: se cambió y fue a trabajar como si nada

En el momento que era linchado, el hombre habría confesado el crimen. En una carta, la niña dejó plasmado cuál era su sueño, el mismo que fue truncado vilmente.

A sangre fría, así actuó el señalado asesino de Karina Blanco antes de morir linchado

Ana Karina Blanco, de 15 años, salió como acostumbraba hacia su colegio en el municipio de El Playón, Santander, desde la vereda La Sardina de Cáchira, pero en el camino notó que un hombre la seguía y, en estado de alerta, alcanzó a tomarle una foto y enviarla al WhatsApp de un familiar. La niña nunca llegó a estudiar y ahí empezó la desesperada búsqueda de la comunidad y sus seres queridos.

“El individuo la captura, la atrapa en este camino veredal. Posteriormente, la asesina vilmente de una manera que es lo que tiene indignada a la comunidad”, señaló Javier Pabón, alcalde de Cáchira.

Publicidad

Con la foto, la comunidad identificó al presunto responsable, lo buscó, lo sacó de la finca donde trabajaba y empezó a golpearlo violentamente. Antes de morir linchado, el señalado habría confesado que abusó y asesinó a Ana Karina, y lanzó el cuerpo al río.

La comunidad y organismos de socorro encontraron el cuerpo de la menor, luego de una intensa búsqueda en el afluente.

Tras la brutal golpiza, la Policía trató de resguardar al hombre, quitándolo de las manos de la comunidad, y lo trasladó en un vehículo particular. Pero con furia, los vecinos se lo arrebataron a las autoridades y lo lincharon.

“Es atravesado un camión que evita que salgan del lugar. Al parecer, un familiar de la joven le causa una herida mortal, una herida grave”, indicó el coronel Carlos Martínez, comandante de la Policía de Norte de Santander.

Publicidad

Ana Karina Blanco, en un trabajo del colegio, escribió recientemente sobre su proyecto de vida. Es en una carta que hoy con nostalgia atesoran los profesores en la que manifestaba su sueño de convertirse en psicóloga y comprarle una casa a su mamá.

“No más feminicidio, no más violencia sexual. Queremos que el Estado, los gobiernos municipales, se comprometan a la prevención de todas estas formas de violencia”, recalcó Alejandra Vera, coordinadora de la Fundación Mujer Denuncia y Muévete.

Publicidad

Sus familiares se reúnen en Bucaramanga, afuera de las instalaciones de Medicina Legal, donde se encuentra el cuerpo de la niña, y expresan rechazo por el hecho, recordándola como una estudiante disciplinada, mientras que en Cáchira realizarán un homenaje en memoria de la menor.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.