Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Las luchas que unen a los héroes de la IPS León XIII en Medellín

Lorena, Yuliana, Robert y Damaris comparten algo más que su vocación y la aguerrida voluntad de batallar contra el COVID. Encuentros Navideños.

Thumbnail

La IPS Universitaria León XIII es el hospital con mayor capacidad de cuidados intensivos en Medellín, por eso -en medio de la pandemia- su equipo médico recibe población vulnerable de la ciudad y otras zonas del departamento de Antioquia.

Noticias Caracol y Pepe Ganga visitaron a estos héroes, que libran una batalla día a día contra el coronavirus, para agradecerles por su labor. Ellos participaron en los Encuentros Navideños.

“Lo más complicado es mantener el ánimo arriba de todos los trabajadores que están al frente en la atención de la pandemia, cuando muchas veces nos sentimos maltratados por la indolencia de la sociedad”, aseveró Carlos García, médico y director de salud de la IPS Universitaria León XIII.

Lorena San Martín libró esa pelea desde la primera línea. Durante cinco meses hizo de todo para salvar vidas y no contagiar a su pequeño que sufre de discapacidad cognitiva.

“Me tocó aislarme de mi hijo de cinco meses porque mi bebé tiene una condición muy especial y me daba mucho susto llegar a mi casa”, manifestó esta valiente auxiliar de enfermería.

Para el personal de la salud, su familia es una recarga de amor y energía para continuar, por eso la protegen y temen contagiarla.

Publicidad

A Yuliana Peláez, por ejemplo, le tocó cambiarse de casa porque sus hijos y abuelo tienen condiciones de comorbilidad.

Robert Taboada, por otra parte, no se ha dejado gobernar por el miedo que trae consigo esta pandemia; su principal motivación es su pequeño, quién recibió feliz el regalo que le entregó Pepe Ganga.

“Son momentos muy tristes ver esas familias, esos papás que se despiden de sus hijos, hermanos, de todos, y que en muchos casos terminan siendo el último mensaje para las familias porque muchos de esos pacientes que salen, fallecen”, dijo.

Y Damaris Marín Aguirre, enfermera jefe de esta institución, tampoco ha sido ajena a esas batallas libradas, unas con éxito y otras con mucho dolor.

“Al principio de la pandemia, llamamos a la familia de un taxista para decirle que iba más o menos en recuperación, y al otro día tuvimos que repetirle la llamada a esa familia con un diagnóstico fatal. Es muy triste saber que esa niña de 8 años que quedó, no podía volver a ver a su papá”, recordó.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.