Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Llegó a Colombia el secretario de Estado de EE. UU., John Kerry

ec912e730d63d60d19b016d8dc8e9cdd.jpg

En la primera visita de Kerry a América del Sur como el jefe de la diplomacia del Gobierno de Obama, las filtraciones de Edward Snowden sobre las operaciones de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA por sus siglas en inglés) podrían enfriar las conversaciones sobre comercio y energía, e incluso los preparativos para la cena de Estado que el presidente de EE. UU. ofrecerá el 23 de octubre a su homóloga brasilera, Dilma Rousseff, país que visitará después.

Estados Unidos quiere mostrar su apoyo a las negociaciones de paz entre el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que están teniendo lugar en Cuba.

La nación es una de las aliadas más cercanas de Estados Unidos en la región, pero los informes sobre el programa estadounidense de espionaje sorprendieron a las autoridades colombianas.

El diario O Globo de Brasil informó el mes pasado que ciudadanos de Colombia, México, Brasil y otros países se encuentran entre los objetivos de una operación masiva de la NSA para recopilar secretamente información sobre llamadas telefónicas y comunicaciones de internet en todo el mundo. Los informes se basan en la información proporcionada por Snowden.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo el jueves que quería aclaraciones de Washington sobre si la recopilación de información de inteligencia en Colombia iba más allá de las operaciones conjuntas de los dos países contra el narcotráfico y los grupos armados ilegales. Estados Unidos ha suministrado a Colombia equipo de espionaje, técnicos y vigilancia aérea.

Santos dijo que el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, lo llamó por teléfono para abordar el asunto y que le ofreció una serie de explicaciones técnicas.

Publicidad

También llamó a Rousseff para expresar lo que la ministra de Comunicaciones de Brasil, Helena Chagas, dijo que era "su pesar por las consecuencias negativas causadas por las revelaciones" e invitó a autoridades brasileras a Washington para proporcionarles información sobre el programa de espionaje.

Rousseff dijo a Biden que la privacidad de los ciudadanos brasileros y la soberanía del país no pueden ser infringidas en nombre de la seguridad, y que Brasil quería que Estados Unidos cambiara sus políticas y prácticas de seguridad.

El Gobierno de Obama ha trabajado para establecer lazos más fuertes con América Latina. En mayo, el presidente hizo un viaje de tres días a México y Costa Rica. Biden ha visitado Colombia y Brasil, donde dijo que los lazos comerciales más fuertes y una mayor cooperación en el ámbito de la educación, la ciencia y otros campos deberían dar paso una nueva era en las relaciones entre Estados Unidos y Brasil este año.

Washington

Publicidad

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política.
ENTENDIDO