colombia
5:15 am - 13 de Marzo de 2017

“Los constructores son chismosísimos”: así defendía Andrés Uriel Gallego a Odebrecht en 2009

Por: 
Noticiascaracol.com

En ese año, el entonces ministro de Transporte (Q.E.P.D) aseguró que era un “orgullo” que la empresa participara en la licitación para la Ruta del Sol 2.

“Vengo muy tranquilo con las empresas colombianas, pero es un orgullo para mí y para el gobierno nacional que estén interesados en este proceso gente como Odebrecht”, dice el exministro en un video.

Siete años largos pasaron ya desde que el entonces ministro lanzó esa frase. Ocurrió a mediados de 2009, meses antes de que le fuera adjudicado el tramo dos de la Ruta del Sol a un consorcio integrado  por Odebrecht, un negocio por 2 billones de pesos por el que la multinacional pagó un soborno de 6,5 millones de dólares.

“Es un orgullo que vengan y compitan y que sepan que los tratamos con toda apertura y con absoluta transparencia y diafanidad”, dijo.

El destinatario de la coima, como él mismo lo aceptó ante la justicia, fue Gabriel García Morales, entonces viceministro y mano derecha de Andrés Uriel Gallego. En los videos obtenidos por Noticias Caracol se les ve juntos todo el tiempo. Allí varios empresarios colombianos se quejaron por un trato preferencial con las firmas extranjeras, algo que Gallego negó.

Pese a las quejas, el gobierno se comprometió en un proceso transparente. En el video incluso se ve a Gallego quejándose por una denuncia anónima que alertaba sobre corrupción en este negocio, tal como finalmente se probó. Incluso puso a Gabriel García, hoy en prisión a leerla:

Gabriel García leyó el comunicado anónimo: “conflicto de intereses en Ruta del Sol camuflado, no es sino que en Colombia se vengan proyectos grandes de infraestructura para que ahí mismo se muevan las fichas que benefician a ciertas empresas quienes estratégicamente colocan en puestos claves a personas para que manipulen los procesos licitatorios desde los mismos prepliegos de condiciones. Un conflicto de intereses perfectamente camuflado”.

Indignado, el ministro pidió respeto y señaló:

“Aquí están todos los constructores, y los constructores son chismosísimos, todos lo saben, los mil y pico de constructores. ¿Hay alguno de ustedes contratistas que diga ‘allá en el gobierno nos reciben alguna cosa’?, díganme con quién he salido a cenar, a quién le he aceptado un aguardiente que no lo haya pagado yo. Confíen en nosotros que nosotros somos honrados y somos honorables”, indicó el ministro.

Resultan paradójicas esas frases cuando hoy están probados los sobornos y los engrases de la multinacional Odebrecht, aún más cuando el receptor de esas coimas estuvo al lado del ministro posando en un proceso que públicamente se aseguraba transparente pero que de forma privada había sido amarrado por el departamento de sobornos de la multinacional.

Esta audiencia fue previa a la adjudicación de la Ruta del Sol, que finalmente se dio el 14 de diciembre de 2009.

Aquí, como se aprecia, aparecen en escena varios personajes claves que hoy están en el radar de la justicia.

En la mesa principal aparecen el ministro Gallego y su viceministro García Morales, entonces encargado del Instituto de Concesiones (INCO). También aparecen entre los asistentes los primos Nule, condenados por el carrusel de Bogotá.

También varios funcionarios de Odebrecht, como Yesid Arocha, exjefe jurídico y hoy ventilador de la justicia. Detrás de él se ve a José Elías Melo, exdirector de Corficolombiana, socia de Odebrecht en la Ruta del Sol. Melo fue llamado a interrogatorio por la justicia.

Y otro que aparece se llama Federico Gaviria, Noticias Caracol reveló hace pocas semanas que su nombre está siendo investigado por la Fiscalía, pues varios testigos relataron que Gaviria fue quien estructuró el megacontrato de la Ruta del sol. Es decir, que podría estar detrás del entramado de sobornos que aseguró el negocio.

Gaviria fue condenado a 31 meses de prisión por el carrusel de Bogotá, pues estructuró el negocio de las ambulancias en la alcaldía de Samuel Moreno Rojas, un contrato por 67 mil millones de pesos en el que se pagaron 6.300 millones de pesos en sobornos para los hermanos Moreno.

Estos videos fueron la génesis de un escándalo de corrupción que promete no dejar títere con cabeza. 

Ver Comentarios

d