Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Mamá educa a sus seis hijos en casa con un solo celular: radiografía de la desigualdad en Colombia

A la escasez de dispositivos y de acceso a internet se suma la falta de empleo de la jefa de hogar, quien perdió su trabajo por la pandemia.

En una humilde vivienda del barrio El Dorado de la localidad de Santa Fe , oriente de Bogotá, Yeimy Constanza Tovar se las ingenia para que sus hijos tengan acceso a la educación y sean, como ella misma dice, alguien en la vida.

Sin embargo, la falta de conectividad y dispositivos móviles ha dificultado que sus seis pequeños puedan recibir al menos una clase por día.

Tengo un solo celular para seis niños. Nos toca una hora uno, a otra hora la otra y así. En este momento no están estudiando porque no llega la señal, no tenemos la forma”, lamenta.

La pandemia puso en jaque la educación de sus hijos, pues no pueden recibir clases ni en persona ni mucho menos desde la virtualidad, situación que desvela Yeimy.

“Los niños antes podían ir al colegio y ya no tenemos forma de que ellos estudien, únicamente contamos con un celular para todos. Es muy difícil la señal acá, nos toca recargar porque no hay línea de internet. Esta no es la mejor situación para los niños si queremos que sean alguien en este país”, reclama la madre.

Publicidad

Pero la educación no fue lo único que se vio golpeado por el COVID-19 . Yeimy perdió su trabajo y ahora se la rebusca para llevar un bocado de comida.

“Yo trabajaba vendiendo piñatas, pero por la pandemia me tocó ir al monte a coger eucalipto para poder sostener a mi familia, vendiendo eucalipto. Eso meda para sostener a mis hijos. Ahorita estoy debiendo el arriendo, no lo he podido cancelar porque no me alcanza. Si antes de la pandemia de pronto se movía el centro, ahorita está muy quieto, el centro no se mueve igual que antes”, detalla la jefa del hogar.

Por eso, Yeimy Constanza clama por ayuda para ella y sus pequeños:

“En este momento necesito colaboración para poder sacar a mis hijos de aquí, no es lo mejor para ellos y yo quiero que ellos sean alguien. Necesito que por favor me colaboren con una casa y el estudio de mis hijos, es lo único que pido, porque yo tengo las ganas y verraquera para seguir trabajando por ellos. Si alguien me puede ayudar con un trabajo formal estaré muy agradecida”.

Como esta madre, son miles los colombianos que deben racionar la ingesta de alimentos, muchos pasaron de comerse tres platos al día a solo dos.

Según cifras del DANE , en Cartagena, por ejemplo, solo el 33,5% de su población come tres veces.

Publicidad

Le siguen Barranquilla (45,3%), Santa Marta (45,4), Sincelejo (51,3), Montería (54,4%) y Pasto (57%).

Pese a que las ayudas del Gobierno Nacional aumentaron en un 24% durante el 2020 por la pandemia, esto no ha sido suficiente. El hambre, la necesidad y la incertidumbre están al orden del día.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO