Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

"Me vi entre la vida y la muerte": bombero le ganó la batalla al COVID contra todo pronóstico

En la unidad de cuidados intensivos y poco antes de que lo desconectaran del ventilador, el voluntario despertó de lo que él mismo definió como una pesadilla.

Rubén Darío Jaramillo es un bombero de Palestina, Caldas, que se contagió de COVID-19 cumpliendo con su labor. Casi muere, pero contra todo pronóstico el hombre de 28 años logró superar la enfermedad.

“Me vi entre la vida y la muerte, sí que fueron muchas pesadillas que tuve y gracias a Dios estoy acá nuevamente con vida” comentó.

El bombero se infectó de coronavirus cuando atendía un servicio social de urgencias. Apenas cinco días después del contagio fue remitido al Hospital Santa Sofía en Manizales, donde se agravó su estado de salud.

“Viendo su baja saturación, sus complicaciones, su dificultad respiratoria, que estaba respirando por encima de 90, que a la vez estaba con una saturación por debajo de 90 y que su frecuencia era mayor de 30, pues sencillamente el médico intensivista toma la decisión de hospitalizarlo”, comentó el gerente del Hospital Santa Sofía, Carlos Piedrahita.

Su estadía en el hospital estuvo marcada entre la vida y la muerte, ya que Rubén Darío se sintió muerto en vida.

“No, yo no me acuerdo de nada, solamente tuve un poco de pesadillas nada más, pero no me acuerdo de nada; yo me acuerdo de que yo había fallecido, de que yo ya no vivía”, relató.

Publicidad

Las complicaciones no se hicieron esperar: sufrió fallo respiratorio, pero gracias a los profesionales del hospital lograron estabilizarlo. Estuvo tres días en estado crítico.

En medio de vagos recuerdos, el bombero dice que despertó hace apenas una semana luego de estar tres días en inestabilidad hemodinámica.

“Yo pregunté la fecha y me dijeron que era como el 27, 28 de diciembre, y yo me tocaba, yo pensaba que era mentira, de que yo ya estaba muerto, pero la enfermera me dijo que era 27, 28 de diciembre, y ya después fui volviendo de a poco”.

Rubén Darío, ya fuera de peligro, hizo un llamado para el cuidado frente al coronavirus invitando a no confiarse.

“Nos tenemos que cuidar todos, a cualquier persona nos puede pasar, sea una persona joven, mayor, lo que sea”, manifiestó el bombero de 28 años.

En la salida del hospital, los aplausos fueron pocos para recibir de nuevo a Rubén Darío Jaramillo, donde también lo esperaban sus compañeros de trabajo.

Publicidad

Fue subido a un ambulancia para su regreso a Palestina donde está su familia. Se espera que por lo menos en dos semanas se recupere totalmente y pueda reintegrarse al grupo de bomberos en Manizales.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO