colombia
8:17 pm - 12 de Mayo de 2018

“Merecen más dignidad y respeto las personas que están siendo violentadas”: Jesús Abad Colorado

Jesús Abad Colorado habla de las víctimas del conflicto en Noticias Caracol | Noticias Caracol

Por: 
Noticiascaracol.com

El fotógrafo sostiene que este es un país clasista y racista que desconoce su historia. Llamó a la reconciliación y sueña con que no se roben el presupuesto.

Lea aquí la entrevista:

Juan David Laverde: Usted ha retratado múltiples escenarios, muy tristes, muy pavorosos de la guerra en Colombia. ¿Qué puede explicar que en Colombia se haya trapeado tanto con la dignidad del ser humano? 

Jesús Abad Colorado: Yo creo que eso se lo debemos a la mezquindad con la que la clase política de Colombia ha tratado a su gente, y especialmente a la gente de las regiones y a los campesinos, porque este es un país que todo lo ha estratificado. Este es un país clasista y es un país racista. Se nos olvida que esos que están allá en las montañas y en las veredas son los que producen el alimento, son los que conservan a veces los bosques, y esos mismos fueron los que pusieron los hijos para todos los ejércitos. Esos mismos fueron los que perdieron la tierra, fueron los que perdieron la vida y por eso yo digo, fueron humillados y fueron ofendidos.

Juan David Laverde: En Colombia en los últimos setenta años han sido asesinados cerca de 600 mil colombianos. Las cifras son brutales, la sangría que ha tenido Colombia es brutal. ¿Por qué a pesar de semejantes ríos de sangre, Colombia ha sido un país más bien anestesiado y no ha sentido los rigores de tanta violencia?

Jesús Abad Colorado: Es que los que ponen los muertos, te decía ahora, son las mismas personas. Es que si los hijos de Santos van al Ejército se vuelven portada de revistas porque son muchachos que lucen muy bien, hay hijos de otros presidentes que se vuelven negociantes. Pero a la guerra jamás van a ir los hijos del poder. En este país se banalizó mucho la vida de las víctimas. Es que en este país los medios se especializaron fue en entrevistar comandantes… Comandantes del Ejército, comandante de guerrilla, después comandantes del paramilitarismo, alcaldes y gobernadores, y mientras tanto la gente huyendo a través de las montañas, atravesando ríos, cargando en sus brazos no solamente sus hijos, sino a veces un mico, un cerdo, una gallina. La guerra no tiene rostro de mujer, la guerra no tiene el rostro de esos niños y niñas que huyeron, de esos que resistieron; y es a esos a los que yo aprendí a enfocar, a ver con mi ojo, a ver con mi corazón y esas fotografías mías son para decir: “aquí hay un testimonio, yo vi, yo registré o yo documenté, yo estoy contando una historia. Después no digan que no supieron”.

Juan David Laverde: ¿Cómo hacemos para reconciliarnos en un país tan, primero lacerado por múltiples actores, pero además por una dirigencia política que se ha acostumbrado a atizar esos odios?

Jesús Abad Colorado: Este es un país mayoritariamente católico. Soldados, policías, guerrilleros, paramilitares y los muchachos de las bandas todos utilizan símbolos religiosos. Pero es que este es un país que no cumple, no solamente el quinto mandamiento, el de no matarás, sino que es un país en el que se roba, porque no hemos entendido que la educación es parte de la decencia, y qué más importante que la física y la matemática es la decencia y es la humanidad, y cuando te planteó eso, es que no es solamente la clase política, yo le tendría que decir a los obispos de este país. En Colombia, la misma iglesia no ha trabajado para cohesionarnos en la reconciliación, en el amor y en la paz.

Estos días en la exposición fotográfica una persona con mucha formación entró y empezó a mirar la exposición y se quedó perplejo. Le dijeron que yo era el fotógrafo, se acerca y me dice: "Dígame, ¿todo esto es en Colombia o esto es de otros países en guerra?". Y le dije "no, esto es solamente de Colombia y es lo que yo apenas he visto".

Juan David Laverde: ¿Qué tiene que pasar en Colombia con las élites, con el poder, con los que toman las decisiones, para que este país entienda no solo las cicatrices de la guerra, para que no las volvamos a repetir, sino que salgamos de estos remolinos de violencia?

Jesús Abad Colorado: Difícil uno con una clase a veces con muchas personas de esa clase dirigente, tan acomodada a ganarse la vida sentada y a robarse el presupuesto. A los que no hay que meter a la cárcel, yo los colocaría a prestar un año de servicio social en las comunidades más apartadas de Colombia, a que vayan a sembrar la tierra y entiendan lo que es producir plátano, maíz o yuca en regiones apartadas, a que entiendan lo que es tener un hijo enfermo y no tener un lugar de salud donde los puedan atender.

Juan David Laverde: De una forma digna.

Jesús Abad Colorado: Sí, de una forma digna, exactamente. A mí en la casa, que fue el primer espacio en el que me educaron, y luego en la escuela o en la universidad me enseñaron que uno como periodista tenía que mirar de frente y a los ojos, y que merecían mucha más dignidad y respeto las personas que estaban siendo violentadas y que sufrían en mi país que la gente a veces que tiene el poder político o el poder de las armas o el poder económico.

Juan David Laverde: ¿Cómo se imagina usted un país mejor? ¿Cómo se imagina usted una Colombia distinta? ¿Qué tiene que pasar?

Jesús Abad Colorado: Un país en el que el presupuesto se irrigue, ya te dije, que no se lo roben. Un presupuesto que sea repartido y que entendamos que tiene que llegar a las regiones, que tiene que llegar en escuela y que tiene que llegar en salud, que tiene que llegar en vías. Pero tiene que ser un país que empiece a respetar a la naturaleza. Yo creo que en Colombia la violencia no solamente la vivimos los seres humanos. En Colombia la violencia la hemos ejercido contra la naturaleza. En Colombia estamos acabando lo poco que tenemos y la responsabilidad, no solamente del Gobierno sino de todos, debería de ser, por lo menos también, proteger un poco lo que nos queda de bosques y ríos.

Juan David Laverde: ¿Por qué las víctimas han sido tan ‘ninguniadas’ siempre? Y ¿por qué el cuento de la memoria nunca pegó en Colombia?

Jesús Abad Colorado: Aquí no conocemos de memoria, aquí no conocemos de historia y por eso la repetimos. Yo he sido testigo de la ignominia, pero también soy testigo de la vida, de la resistencia y lo que le estoy pidiendo a este país "oiga, por favor, reconciliémonos". Entonces en este país hay muchas personas sobrevivientes que nos dan lecciones de vida y a esas personas es que yo les hago, digamos también, un homenaje.

Ver Comentarios

d