Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

“Mi horario se extendía hasta por la noche”: proyecto de trabajo en casa pone fin a abusos laborales

La iniciativa, que establece también un subsidio de conectividad, regula las tareas que desarrollan más de tres millones de colombianos desde sus hogares.

El proyecto que reglamenta el trabajo en casa busca no solo regular esta modalidad, sino controlar lo que muchos empleados califican como abusos en las jornadas laborales, que no podrán ser superiores a las ocho horas, y garantiza que las personas tengan derecho a la desconexión sin que el patrono pueda tomar medidas en su contra.

El empleador tendrá que abstenerse de dar instrucciones u órdenes después de la jornada laboral, se garantiza el descanso del trabajador para que pueda conciliar su vida familiar”, explicó el senador Carlos Fernando Motoa, ponente del proyecto de trabajo en casa.

Según el Ministerio de Trabajo, a enero de 2021, la cifra de trabajadores en casa llegó a 3.500.000. La desconexión laboral, advierten algunos, dará más tiempo para sus familias.

“Mi horario laboral se extendía hasta por la noche o los fines de semana. El empleador nos puede apoyar dándonos un subsidio de conectividad, porque nos tocó aumentar la conectividad debido a que mi esposo también trabaja en casa y con los hijos en clases virtuales”, dijo Ana María, una administradora que actualmente labora bajo esta modalidad.

Además, crea el subsidio de conectividad de 106.000 pesos y establece que, por ningún motivo, el patrono podrá cambiar el contrato de trabajo, que pueda implicar una reducción salarial.

Publicidad

“No cambia las condiciones originales, no cambia los salarios, no cambia las horas extras, no cambia todos los aspectos inherentes al contrato original”, sostuvo Richard Aguilar, coautor del proyecto de trabajo en casa.

El ministro de Trabajo de Colombia, Ángel Custodio Cabrera, explicó que el proyecto no establece de manera permanente el trabajo en casa.

“Es una figura excepcional para que, de aquí en adelante, cuando ocurra algo similar a lo que está ocurriendo en Colombia, tuviéramos los elementos jurídicos para proteger a los trabajadores”, indicó.

Según el ponente, durante la pandemia, el 80% de los trabajadores denunciaron que no recibieron soporte por parte de las ARL.

“También, el compromiso de las administradoras del régimen laboral para garantizar, durante la época del trabajo en casa, la salud física y mental, y, por supuesto, la seguridad en el puesto de trabajo”, anotó el senador Motoa.

El proyecto, aprobado en último debate en el Senado , será conciliado esta semana con la Cámara de Representantes y, la próxima, pasará a sanción presidencial.

Publicidad

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias