colombia
5:55 am - 31 de Julio de 2015

“Mi situación jurídica ha mejorado”: Sandra Morelli habla de su regreso

Por: 
Noticiascaracol.com

En entrevista exclusiva con Noticias Caracol, la excontralora Sandra Morelli habló de sus expectativas tras su regreso al país, de donde estuvo ausente durante 11 meses, La exfuncionaria se refirió a temas de su gestión, a las diferencias con el fiscal Montealegre y su preocupación por el tema de seguridad.

Jorge Alfredo Vargas: ¿Por qué regresó?

Sandra Morelli: Regresé porque el tiempo pasa, porque se acerca ya la necesidad de que atienda personalmente algunas audiencias ante la justicia en varios procesos que tengo. Porque además en este periodo ya terminó el año escolar, de tal manera que mi hijo debe empezar un año escolar en un sitio y quedarse allí, por lo que convenía que ya nos viniéramos a Colombia y además porque tengo que trabajar.

Viene a ponerle la cara a la justicia…

Hay unas audiencias que tengo que atender y ya las fechas están próximas.

Es en septiembre…

Sí, en septiembre tengo la primera audiencia.

Por eso regresó, ¿pero por qué se había ido?

Me fui porque tuve conocimiento en su momento de que había una petición de detención intramural y un trámite para establecer quién tendría la custodia de mi hijo. Las dos cosas me parecieron tan absurdas, desproporcionadas y no pertinentes, porque no me merezco eso, que decidí poner un poco de distancia de mar de por medio.

¿Las cosas han cambiado?, ¿ya no está esa amenaza?

Lo que ha sucedido es que los procesos han avanzado, de tal manera que ya estoy en instancia judicial. Ya superé toda la etapa investigativa. Hay dos procesos. Siempre he estado en una instancia garantista y hay un respeto del debido proceso. Lo segundo es que de todas maneras yo nunca tuve medida de aseguramiento, aun estando en el país y considero que estoy aquí atendiendo, pues eso es un riesgo que aminora. Obviamente eso depende del criterio de cada juez.

¿Usted piensa que las cosas han cambiado?, ¿que las garantías han cambiado?

Estoy mejor ahora en la etapa procesa que como estaba hace un año.

¿No le da miedo regresar a Colombia?

No.

Si antes, hace un año que se fue, pensaba que había una persecución, ¿ya no está esa persecución?

Ha pasado un año, ha habido muchas actuaciones judiciales. Ha habido muchas solicitudes del ente investigador, de medidas cautelares, de acusaciones, de imputaciones y realmente el balance final es positivo. Tanto para mí como para mi equipo de trabajo. De tal manera que jurídicamente la situación ha evolucionado hacia lo positivo. Y para que siga hacia lo positivo es mejor y conveniente que yo atienda esto personalmente aquí.

¿Usted cree que ya el fiscal no la va a molestar como la molestó antes?, como usted dijo en alguna ocasión.

Esa es una pregunta que tienen que hacérsela a él.

¿Usted qué cree?, ¿qué siente?

Lo que yo creo, lo que yo siento es que mis procesos están ahora, por ejemplo, el más avanzado está en la Corte, la que tiene que juzgarme y con ella me siento tranquila.

¿Por qué arranca esa novela con el fiscal general?, lo que llama usted persecución por parte de la Fiscalía, ¿desde Saludcoop?

Posiblemente coincide seguramente con eso, así como otros temas, con varias decisiones que se adoptaron, intereses que se afectaron. Hay muchos caminos, no solamente para ejercer una especie de venganza personal, sino para poder anular las decisiones jurídicas que se adoptaron.

¿Lo que llamaría usted “venganza personal” en términos de que usted encontró algo en Saludcoop que no le gustó al fiscal?

No, yo lo que creo es que todo el mundo tiene sus estrategias de defensa.   Algunas más complejas, más eficientes e incisivas y otras más imperceptibles, menos fuertes y menos perturbadoras institucionalmente, pero no creo nada más.

El otro capítulo, el de las famosas ‘chuzadas’, que supuestamente desde la Contraloría se estaban haciendo. ¿Tenían cómo hacerlo?, ¿esas denuncias tenían algún asidero?

Primero que todo no las hacemos por la naturaleza de la función, la Contraloría lo que establece es si hubo algún daño fiscal o no lo hubo. Es decir, se perdió plata o patrimonio del Estado y si se debe recuperar. Toda la actuación del Estado es formal de tal manera que los documentos de trabajo de la Contraloría son básicamente las contabilidades, los contratos y todo lo que está formalizado y sistematizado. De tal manera que saber si el funcionario que se apropia de un recurso además por la noche se fue a cine, es un tema irrelevante. No tiene ningún sentido. En segundo lugar la contraloría no tenía esos instrumentos no adelantaba esa actividad, tenía funciones de Policía Judicial que es poder coactivamente que le entreguen las pruebas, eso no es ‘chuzar’, y utilizaba los medios tecnológicos de punta para obtener los documentos. ¿Qué hacía?, se iba a una diligencia, en el caso de Saludcoop, sacaba la copia de los discos duros de los computadores y después se analizaba. Hace unos años se sacaba fotocopia, hace otros años era con el papel carbón.

¿Eso no ha tenido ningún asidero?

Eso nunca ha tenido asidero. Siguen las investigaciones.

¿Usted no tenía en el edificio de la Contraloría aparatos para ‘chuzar’ a la gente?

No, mire además es que comprar aparatos para chuzar implica que haya una autorización del Ministerio de Defensa, del Ministerio de las TIC.

Pero aquí han chuzado gente en este país sin esas licencias ni esos permisos…

Pero ilegalmente, Porque usted como ente si va a chuzar y va a usar las pruebas necesita hacerlo legalmente, si no para qué se hace…

Otra historia es el edificio multimillonario que usted alquiló… ahí viene lo del detrimento patrimonial y tofo, ¿sí era multimillonario?

Claro que era multimillonario porque el servicio tiene muchos ceros, eran 34 mil metros cuadrados.

¿Para qué irse a un edificio tan costoso?

Yo creo que francamente es demasiado evidente, que cuando usted tiene un edificio que no cumple con los mínimos requerimientos de seguridad que exige la ley en Colombia, que no tiene licencia para ser oficina pública, que no tiene donde sentar 500 personas, que no puede implementar el desarrollo tecnológico por la sencilla razón de que los muros no lo permiten, o sea, a usted lo obligan a hacer control fiscal… para hacerlo necesita ese instrumento

¿Pero por qué por ese?

Porque no había más metros cuadrados en Bogotá…

¿Por qué tan costoso?

¿Costoso con relación a qué?

A lo que había antes…

A ver, usted también puede no tener Contraloría y le sale más barato. Esa es otra decisión muy económica desde el punto de vista de gestión pública. De pronto le sale más caro porque de pronto no recupera el patrimonio público. Esa es la primera opción: en Colombia no vamos a tener mecanismos de control porque nos sale muy caro. Eso es lo más barato que hay y esa es la primera decisión. La segunda es: los vamos a tener pero bien alejaditos, sin instrumentos para que funcionen, sin capacitación de varias de las personas, sin asientos para que trabajen, pero  les pagamos los sueldos, no importa, no, Con la gente que no tiene las herramientas tecnológicas necesarias y que no aplica todos los estándares de punta para poder lograr resultados confiables, sanos y cuidado efectivamente el patrimonio público. Eso es lo que pasa en Colombia, hay muchas instituciones que son de apariencia, de papel, de nombre, pero que no funcionan adecuadamente para cumplir la función que corresponde.  Ahora, usted también puede decir “a mí me responsabilizaron de esta institución, voy a volverla lo mejor posible en términos de gerencia dentro de los presupuestos que además tengo”, porque además allí no hubo ningún incremento presupuestal.

Tenía esa plata…

Claro, fue una redestinación de rubros.

No es cambiar cueste lo que cueste…

Perdóneme, es que además usted coge los 4.800 millones de pesos que tenía para mantenimiento que se iban en el año tapando goteras para pagar el arriendo. Se destinan los rubros de tal manera que racionaliza y obtiene resultados.

¿El negocio fue bueno?

Claro, o sino no lo hubiera hecho.

No bueno para usted, sino para la Contraloría…

Usted me dice: suena caro, ¿pero costoso qué?, ¿el metro cuadrado?

Tenía una sede suya para irse a pagar un arriendo.

Era una sede que no garantizaba la posibilidad de funcionar idóneamente, que no era suficiente, que requería todo tipo de modificaciones.

Pero era suya, no pagaba arriendo…

Sí, exactamente, era de la Nación. Pero usted le metía 100 millones de pesos mensuales  de administración de copropiedad, pero usted tenía que poner la seguridad y además de eso usted tenía que pagar los 4.800 millones de pesos al año arreglando goteras, pero entonces no se podía ejercer el control fiscal. O sea, el tema es muy sencillo, no sé si me logro explicar: yo creo que al noticiero suyo lo que le importan son las cuentas globales donde el inmueble tiene un valor pero lo que usted quiere es querer funcionar.

Si eso estuvo mal, para algunos sectores, y eso es mucha plata, porque el nuevo contralor siga así.

Yo no estoy segura. Esta mañana me hicieron también la misma pregunta, yo creo que la Contraloría no está allí, tiene varias sedes distintas.

Se fue Sandra Morelli; echemos para atrás eso. Volvamos al edificio viejo, ¿se podría haber hecho?

Se podría haber hecho si no se hubiera vendido la sede anterior.

En plata blanca: salgo del edificio que es mío,  de la casa que es mía, que tiene problemas de mantenimiento, lo vendo, voy a pagar arriendo en otro lado pero con esa plata que vendí también puedo pagar el arriendo.

Claro, por ejemplo, o la puedo tener ahorrada, produciéndome intereses y pagar el arriendo con los intereses que me da ese capital. No es que la venta del edificio haya sido botarlo, regalarlo, donarlo, sino que eso dio un dinero que entró al erario público.

Nómina paralela, gigantesca, que han dicho que había en la Contraloría en su administración…

Mire, nómina paralela es poner a contratistas privados a ejercer función pública. Esa es la definición técnica de nómina paralela. Eso no había. Dos, la Contraloría amplió la nómina, quiso ampliar la nómina para efectos de asumir el reto de la ola invernal y para efectos de asumir todo lo que tenía que ver con el control de regalías. No hubo poder humano de que Hacienda creara los cargos. Hacienda no lo quiso hacer. De acuerdo a lo que nosotros habíamos pedido, finalmente nos dejaron la creación de unos pocos cargos y todo lo demás lo mandaron a contratación.

¿Y contratos adicionales, de gente externa?

Claro, los que usted necesita como asesores y consultores. Hay siempre un rubro para contratación…

Eso no está fuera, no se salió de madre, digamos, del presupuesto…

No. Pero además si les parece mucho es porque nuestras solicitudes de ampliación de nómina no fueron acogidas. También es comprensible, porque Hacienda no quiere asumir un costo a largo plazo…

De burocracia…

De burocracia, etcétera, etcétera. Pero lo cierto es que si usted aumenta las funciones de la Contraloría y la pone a vigilar todas las regalías del país y además empieza a controlar la ola invernal en tiempo real, pues necesita más gente…

Cuánta gente trabaja en la Contraloría…

4.500 personas.

¿Quería más gente?, ¿era poquito?

Eso fue lo que quedó.

¿Pero era poquito?, ¿necesitaba más gente?

No, no necesitaba más gente. La Contraloría tenía el tamaño adecuado y unos resultados que pienso que nadie puede discutir.

Si se encuentra usted ahora en la calle, de regreso al país, con el fiscal general de la Nación, ¿qué le diría?

Nada.

¿Lo saludaría?

No.

¿Por qué?

No, porque no tengo por qué saludarlo. Yo no soy funcionaria pública, no tengo una obligación protocolaria.

¿Cree que hay una venganza personal por parte de él?

Ya me lo preguntó…

Se lo reitero.

No. Esos móviles toca preguntárselos a él.

Está muy bien usted en su país, cómo se siente al regresar

Contenta.

Tranquila…

Sí.

¿Le pusieron seguridad al llegar?

No. No me pusieron seguridad Yo había hecho unas solicitudes pidiendo que se le diera seguridad a mi mamá que estba en el país. Y me dijeron que yo solo tenía derecho a seguridad por trs meses, que ya habían pasado, que habiéndome ido ya había perdido ese derecho y que no había ningún motivo de riesgo. Que lso estudios que habían hecho habían arrojado que no había riesgo. Pues yo quiero creerlo, porque a mí me parece muy cómodo …

¿No la está cuidando nadie?

No.

… Pero hay funcionarios en este país que llevan muchos años después de haber ejercido cargos públicos que siguen con camioneta blindada…

Bueno. Pues fíjese que siendo yo contralora tuve que comprarme camioneta. Así que mucho menos no siendo contralora. No, pero es es importante. La Unidad de Protección dijo que no tenía derecho, que no había riesgo y por eso me parece muy bien.

¿A qué se dedica, qué se va a poner a hacer?

A ejercer la profesión de abogada.

¿Va a litigar?

Claro.

¿Va a abrir oficina nuevamente?

Voy a quitarle las telarañas a mi oficina y que lleguen los clientes.

Se vino para quedarse, a Italia de paseo. ¿La hubieran podido extraditar como se llegó a decir?

No me hubieran extraditado porque como ciudadana italiana esa posibilidad está prohibida constitucionalmente. 

Ver Comentarios

d