colombia
7:09 pm - 9 de Marzo de 2017

Monstruo de Sardinata violaba a sus hijas y nietas en medio del silencio cómplice de muchos

Por: 
Noticiascaracol.com

Sus crímenes eran un secreto a voces en la población nortesantandereana, pero nadie se atrevía a hablar. Expertos cuentan cómo identificar estos casos.

“Uno oía que un señor abusaba de las hijas y que ahora estaba abusando de las nietas. A todos nos parecía terrible pero, como usted sabe, nadie decía nada. Reinaba como dicen por ahí vulgarmente la ley del silencio. Además, uno por acá no sabe con quién se está metiendo y es mejor quedarse callado”, dijo uno de los vecinos del acusado.

Las sospechas de lo que el delincuente hacia a las pequeñas integrantes de la familia, se evidenciaban cuando bajaban al pueblo.

“Esas muchachas vivían como presas y eso ni levantaban las cabezas cuando uno las veía pasar eran como cabizbajas, como si estuvieran presas, como si estuvieran regañadas”, agregó el testigo.

Sin embargo, por años, nadie se atrevió a hacer un señalamiento.

El silencio lo rompió ante las autoridades, hace un par de días, un médico, que llegó a la zona y atendió a una de las niñas. La pequeña, supuestamente, había caído a un barranco y recibido fuertes golpes contra un árbol en sus genitales.

Sin embargo, en la revisión médica, el profesional encontró evidencia de que la menor de nueve años era abusada sexualmente.

De inmediato, la Policía inició la investigación y se ubicaron prendas del delincuente que fueron sometidas a pruebas forenses. Gracias a ellas, se estableció su responsabilidad.

Al momento de su detención, la Policía dice que estaba en otra finca donde buscaba más niñas.

También en Rovira, Tolima

Otro aberrante caso fue descubierto por la Policía en zona rural de Rovira, Tolima, donde la Sijín capturó a un hombre que tenía cinco hijos de los cuáles abusó de cuatro.

Una de las víctimas es una joven de 19 años con la que el hombre tuvo un hijo.

Mayoría de abusadores son familiares o allegados

Aprenda a reconocer los signos que dejan estos crímenes en los pequeños, de los cuales en promedio hay 50 denuncias diarias en el país.

En la actualidad, el Instituto de Bienestar Familiar (ICBF) atiende a 37 mil niños víctimas de abuso sexual, De ellos, más del 80% han sido víctimas de personas cercanas.

“El 84% de estos abusos ocurren en el hogar, porque el agresor tiene una relación cercana con las víctimas, padre, tío, abuelos, o personas encargadas del cuidado”, señaló Adriana Rocío Manjarrés del grupo de violencia sexual del ICBF.

Algunos de los síntomas que podrían sugerir que el niño es víctima de vejámenes son los siguientes:

- Rechazo del niño a un familiar o cambio de comportamiento con alguien en especial.

- Conductas no habituales para la edad del menor, como masturbación o simular relaciones sexuales en el medio escolar.

De los 37 mil casos de menores abusados que tiene el bienestar familiar, 32.000 son niñas y 5.000 niños, principalmente de edades entre los 12 y 17 años.

Ver Comentarios

d