Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Muertos 'reclamaron' 28 mil mercados en la pandemia: así destapó la Contraloría esta olla podrida

Iban para niños necesitados, pero no está claro en manos de quién terminaron. ICBF abrió indagación a operadores en 38 municipios.

Luego de que se revelara que 15.000 muertos "recibieron" en plena pandemia del coronavirus COVID-19 más de 28.000 mercados para niños atendidos por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, la directora de Información, Análisis y Reacción Inmediata de la Contraloría, María Fernanda Rangel, contó cómo se detectaron los casos.

"Fue un trabajo que se inició revisando las 120.000 planillas proporcionadas por el ICBF, donde aparece registrada el recibo de dichas canastas”, dijo la funcionaria.

Anotó que con eso se armó una gran base de datos para jerarquizarlos y que se realizó un cruce con la Registraduría Nacional, porque se necesitaba “saber si estas personas existían, estaban vivas o estaban fallecidas”.

Aseguró que ese trabajo se desarrolló durante aproximadamente cuatro meses y no solo se descubrió que había fallecidos recibiendo mercados de los menores, sino que también se estaban presentando suplantaciones y duplicidad en cédulas en el proceso para entregarlos. Por lo tanto, se envió la alerta.

“Claramente, si el modelo hoy me está arrojando que hay 15.000 fallecidos que recibieron más de 28.000 canastas , esas canastas no llegaron a los niños”, sostuvo Rangel.

Lo mismo sucedió, de acuerdo con la funcionaria, con personas que recibieron más de 100 canastas, pues “ningún tutor, tío, familiar o cualquiera que se identifique como tutor, tiene más de 100 niños a cargo”.

Publicidad

Sobre los nueve contratistas que serían responsables de esta situación, Rangel indicó que aún no se pueden dar a conocer porque el caso está en investigación, pero sí habló de lo que pudo haber ocurrido por parte de ellos.

“Hoy en la fase preliminar podemos detectar que no hubo una rigurosidad en los operadores al momento de entregar dichas canastas. No estoy hablando de todos los operadores, de los que tenemos identificados, que entregaron canastas a personas fallecidas”, afirmó.

Por lo tanto, expresó que, ante la magnitud de lo que se ha establecido hasta ahora, el informe irá a la Dirección de Anticorrupción.

“Ellos inician una indagación preliminar, continúan recaudando pruebas y determinarán claramente cuál es el detrimento patrimonial que existe con antecedentes de la alerta que envía la DIARI (Dirección de Información, Análisis y Reacción Inmediata de la Contraloría)”, puntualizó.

Entretanto, Lina María Arbeláez, directora del ICBF, manifestó que “los 15.000 fallecidos son también acudientes”, lo cual “no necesariamente implica que el niño o la niña no existan” y que no deban ser atendidos.

Publicidad

Por lo tanto, dijo, se abrió “indagación preliminar a los operadores en los 38 municipios que hoy están bajo la lupa”.

Asimismo, aclaró que desde el 19 de marzo, cuando el ICBF decidió flexibilizar los servicios para velar por el bienestar de 1.700.000 millones de menores, “se pidió acompañamiento a la Contraloría de la República para evitar irregularidades”.

Atlántico, La Guajira, Sucre, Magdalena y Bogotá son algunas de las regiones de Colombia donde la Contraloría identificó la entrega de mercados a personas fallecidas y que estaban dirigidos a niños necesitados.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO