Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Niña que besa foto del papá frente a su ataúd refleja el dolor de familias de policías asesinados

“Uno los despide, pero no sabemos si van a volver a casa”, dice la esposa de un patrullero. “No queremos más madres, huérfanos ni viudas llorando por sus seres queridos”, expresan colombianos.

Niña besando foto de su papá frente a su ataúd refleja el dolor de familias de policías asesinados

En medio del asesinato de policías en Colombia, son sus familias las que enfrentan el dolor y la desesperanza de la violencia. Una niña de 7 años refleja el drama de los allegados de los uniformados. Con un beso en la foto de su papá despidió al que fue su héroe y que le fue arrebatado por un sicario en el plan pistola ordenado por el Clan del Golfo.

Los uniformados y sus familias están atemorizados, pero a diario salen a cumplir con su labor de combatir con los criminales porque saben que el país los necesita.

“Me siento muy angustiada todos los días, muy nerviosa de saber que mi hija sale todos los días a trabajar, pero esa es su decisión, ese es su deber”, confiesa la mamá de una patrullera.

La pareja de otro uniformado en Antioquia cuenta que todos los días cuando su esposo se levanta, lo primero que hace es pedirle a Dios que siempre se lo cuide. "Antes de salir a trabajar, juntos hacemos una oración”, comenta.

Publicidad

Y con esa plegaria confían en que regrese sano y salvo, pues sabe que este año 26 uniformados no han podido regresar a sus hogares porque han sido asesinados por el Clan del Golfo en Antioquia y Córdoba.

Otro de los uniformados asesinados en las últimas horas fue David Felipe Ruiz, de 25 años y que murió en Sampués, Sucre, a donde había llegado hace un mes para prestar apoyo en seguridad por las elecciones y la posesión presidencial.

En pocos días esperaba volver a su casa en el barrio Suba Rincón, en Bogotá, donde lo esperaban su esposa y pequeña hija.

Publicidad

María Fernanda Puentes, pareja de un patrullero en la capital del país, anda con un rosario en mano: “Todos los días vivimos con la incertidumbre de saber que ellos salen, pero no sabemos si van a regresar. Para nosotros como familiares de nuestros policías, siempre ha sido ese temor, de que uno los despide, pero no sabemos si va a volver a casa”.

Por eso, Armando Vergara, veedor de la Policía, invitó a los ciudadanos a que donde vean un policía lo abracen y le den la mano. "Que sepa que la ciudadanía está con ellos, que no lo vamos a dejar solos”, anotó.

El general Jorge Luis Vargas también quisiera “que cuando muere un policía de la patria, Colombia pare”.

“¿En dónde está la gente que quiere a la Policía?... Hay que abrazar, rodear a la Policía en estos momentos donde estamos luchando contra el crimen”, añadió al invitar a los ciudadanos a unirse a la campaña en redes #YoQuieroMiPolicía, que busca rechazar la muerte violenta de los uniformados.

Publicidad

A la par crecen las voces de apoyo de los ciudadanos: “No queremos más policías muertos ni madres, huérfanos ni viudas llorando por sus seres queridos, así que nuestras oraciones para ustedes”.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.