Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Niño de 4 añitos era torturado por su madre y padrastro: lo amarraban a una cama por "travieso"

Al ser encontrado por la Policía, solito en su casa, pidió que no lo soltaran porque temía ser castigado de nuevo. Las imágenes parten el alma.

La madre y el padrastro fueron enviados a la cárcel y deberán responder por el delito de tortura agravada. El menor quedó a cargo de sus abuelos maternos. Ocurrió en Madrid, Cundinamarca. Suscríbase [GRATIS] a nuestro canal en YouTube: http://bit.ly/2Jhc3oO. Descargue nuestra aplicación: http://hyperurl.co/appnoticias Síganos en Google: http://bit.ly/2MrIZP3 WhatsApp El Periodista Soy Yo: http://bit.ly/2QD18rw WhatsApp Noticias Caracol Ahora: http://bit.ly/34ed1uQ Síganos en redes sociales: Facebook: https://www.facebook.com/NoticiasCaracol Twitter: https://twitter.com/NoticiasCaracol (@NoticiasCaracol) Instagram: https://www.instagram.com/noticiascaracol/ Nuestros canales en YouTube: Caracol Televisión: http://bit.ly/2CHpld2 Suscribirse Gol Caracol: http://bit.ly/2yAIGcU Suscribirse Shock: http://bit.ly/2CHNKzi Suscribirse Blu Radio: http://bit.ly/2CFF7Fo Suscribirse La Kalle: http://bit.ly/2JkgfEz Suscribirse Caracol Play: http://bit.ly/2SkyjlM Suscribirse El Espectador: http://bit.ly/2D4rkt7 Suscribirse

En Madrid, Cundinamarca, la Policía rescató a un niño de 4 años que había sido amarrado a una cama por su madre y padrastro.

Vecinos del barrio El Sosiego dieron aviso a las autoridades, quienes llegaron hasta la vivienda para comprobar la dolorosa escena: el pequeño estaba atado en una habitación desordenada.

Uno de los uniformados empezó a cortar las cuerdas, pero el niño no quería: “Tatán me regaña”, dijo con su inocente voz, sin entender que era víctima de tortura.

Pero no solo había marcas en las manos. Su rostro también tenía signos de violencia. Otro policía le preguntó que quién lo golpeaba, a lo que el niño respondió “Tatán”, refiriéndose a su padrastro.

Una vez el pequeño fue puesto a salvo, las autoridades capturaron a la madre biológica y al padrastro, con quienes convive. Estos dijeron que habían recurrido a semejante castigo porque el niño era "muy travieso".

Además de estar amarrado, el niño aguantaba hambre y eran los vecinos del inquilinato en el que vivían quienes lo alimentaban.

Publicidad

Los padres -ella de 20 y él de 24 años- fueron enviados a prisión y tendrán que responder ante la justicia por el delito de tortura agravada, que conlleva una pena de entre 8 y 15 años de cárcel.

La pequeña víctima quedó a cargo de los abuelos maternos.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO