Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Orgullo nacional: Consuelo Díaz Álvarez, la sargento que lleva más de 30 años sirviendo a la patria

Esta honorable mujer, ejemplo para las próximas generaciones, decidió que el camuflado sería su segunda piel y su vocación, el servir al país.

Orgullo nacional: Consuelo Díaz Álvarez, la sargento que lleva más de 30 años sirviendo a la patria

Con más de 30 años sirviendo a la patria, es la primera vez que la sargento mayor de comando conjunto de las Fuerzas Militares, Consuelo Díaz Álvarez, concede una entrevista.

"Hoy en día yo escucho el himno del Ejército y me palpita el corazón, ese himno no sé qué tiene, pero es una llama en el corazón”, expresó con nostalgia la servidora pública.

Publicidad

La sargento mayor del comando conjunto de las Fuerzas Militares quiere que no la miren como una mujer, sino como un soldado de Colombia, quien “está aquí para servir”.

Un amor que lleva en la sangre, hasta los tuétanos, pues decidió que el camuflado sería su segunda piel y su vocación: servir a la patria.

"Yo viví frente al batallón número uno de infantería Tarque, y el solo hecho de vivir en una unidad militar cuando salía para el colegio, ver cómo es la disciplina, el porte, la elegancia del militar, como que me fue llamando", expresó.

Nació y creció en Sogamoso, Boyacá, la ciudad del sol y del acero, a los 20 años abandonó su casa para enlistarse en el Ejército.

Publicidad

El 11 de noviembre de 1993 ingresó a la unidad militar de Socorro, Santander, un día que recuerda con detalles porque los buenos momentos nunca son un periódico de ayer.

Consuelo Díaz Álvarez expresó que estando en el lugar, uniformada, formada y presentándose en la primera unidad, descubrió que esto era lo suyo.

Publicidad

Dejar a su mamá y sus hermanos fue duro. Durante mucho tiempo los vio solo una vez por año, vivió en carne propia los sacrificios que hacen los soldados por el amarillo, el azul y el rojo.

"Muchas veces no ver nacer a sus hijos, muchas veces fallecen sus padres y salir dos tres días después, o sea, son sacrificios de esa persona que le sirve a Colombia”, indicó.

Y sí que los vivió en carne propia, pues de los 30 años que lleva al servicio del país, 27 los ha tenido que repartir entre sus dos familias: el Ejército y su hogar, donde tiene cuatro hijos.

"Son los dones que Dios nos da para cumplir con esos roles como mujeres. El cumplir con lo militar, con lo laboral y llegar a la casa a cumplir con lo familiar. A verificar si hicieron tareas, si están enfermos, gracias a Dios yo cuento con un apoyo que es mi esposo y mi madre, ellos son un apoyo fundamental para mí", indicó.

Publicidad

Está cerca de los soldados, los escucha, los visita en sus batallones y oficinas porque ahora como sargento mayor del comando conjunto de las fuerzas militares, tiene solo un objetivo, mejorar sus condiciones de vida.

"Yo soy muy receptiva a todas las inquietudes, a todas las necesidades, a todos los problemas que hay. De hecho, si usted mira a diario cuando yo estoy en la oficina es cualquier cantidad de llamadas: esta situación, este problema, esta inquietud, yo recojo todo eso y se los transmito a mi superior”, manifestó.

Publicidad

Una dignidad que por primera vez en la historia de Colombia es ocupada por una mujer.

La sargento resaltó que "hoy en día las mujeres han ganado un espacio muy importante y esto ha sido con trabajo, con sacrificio y con dedicación".

Consuelo Díaz Álvarez, es un ejemplo para las próximas generaciones, en especial, para aquellas mujeres que con honor y orgullo lucen el uniforme camuflado en pro de la patria.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.