Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Padre de familia estuvo 15 días intubado por COVID y atribuye su recuperación a una señal divina

Rodolfo Murillo vivió los momentos más difíciles de su vida, los médicos no daban las mejores esperanzas, "La última palabra la tiene Dios", recalca en su testimonio.

Thumbnail

Esta es la historia de un padre de familia que luchó durante 15 días en una UCI intubado por COVID. Y aunque estuvo en coma inducido, asegura que pensar en sus hijos y su esposa lo mantuvo anclado a la vida.

El 2021 lo recibió Rodolfo Murillo, de una manera distinta a otros años: no estuvo rodeado de su familia, celebrando la llegada del año nuevo, sino rodeado de especialistas y equipos médicos, luchando por sobrevivir al COVID-19.

Cuando el médico me dijo que me iban a intubar, me dijo, quién autoriza, me asusté. Se siente uno nervioso hasta que queda uno desconectado”, cuenta.

No recuerda mucho de aquellos 15 días que estuvo en una UCI, intubado por COVID. De aquellos días solo tiene en la mente imágenes cortas y difusas y los relatos que su familia le ha compartido.

“Las enfermeras cuando me bañaban la boca, me saludaban, tenía momentos de lucidez: dos minutos”, agrega.

Su estado de salud era grave, los médicos no daban esperanzas.

Publicidad

“No me daban un concepto bueno, siempre me decían que estuviera pendiente porque estaba muy grave y tenía alto grado de mortalidad; las noticias no eran buenas”, admite Blanca Sanguino, su esposa.

Su fe y amor por la vida, lo salvaron

Pero Rodolfo tuvo motivos de sobra para aferrarse a la vida: el amor por su esposa, la promesa de estar en el grado de ingeniera de mercados de su hija y el sueño de algún día conocer sus nietos.

“Uno piensa muchas cosas, los días son largos, pierde uno la noción del tiempo, hace mucho frío, la sed es terrible”, describe sobre los duros momentos en que estuvo intubado por COVID.

Y hubo más motivos: la fe en los médicos y en el poder de Dios.

La última palabra la tiene Dios, los médicos son un instrumento de Dios, no pierdan la fe, que Dios los saca de ahí”, expresa.

Publicidad

Vea también:

“Mi fe, siempre he dicho que tenemos un Dios vivo, entonces esa era mi muleta, me agarraba de mi fe y mi oración, decía que no era el momento”, indica doña Blanca.

Rodolfo dice que cuando sentía que sus fuerzas se reducían al estar intubado, recibió una señal divina.

“Yo vi tres veces un cuarto blanco con una luz blanca en el centro y gente alrededor, gente mirándome, quedaba en paz”, recuerda.

Han pasado cinco meses desde que volvió a casa. Desde entonces debe realizar terapia física diaria para recuperar la movilidad de su pie izquierdo.

Hoy Rodolfo dice que este episodio de su vida quedó en el pasado, pero las enseñanzas en el presente. Además, confirmó el valor de la vida, de la familia y de disfrutar cada instante con los que tanto se ama.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.