colombia
7:23 pm - 23 de Junio de 2019

¿Persecución al interior del Ejército? Semana denuncia amenazas y presiones a militares

230619Respuesta

Revela, en una investigación, intimidaciones hacia algunos uniformados que pudieron filtrar la polémica directriz que podría revivir los falsos positivos.

El artículo titulado ‘Operación silencio’ desvela testimonios de militares que darían cuenta de una persecución al interior del Ejército, para identificar a los responsables de filtrar a los medios de comunicación una directiva oficial que permitiría el regreso de las ejecuciones extrajudiciales conocidas como los falsos positivos.

“El oficial que iban a interrogar fue citado de urgencia junto con otros 14 militares -que se encontraban en distintos lugares del país- a la sede de la segunda división de Bucaramanga. Las razones que les dieron para citarlos el pasado 22 de mayo fueron distintas, pero la realidad era una sola: saber quiénes contaron a algunos medios, en particular a The New York Times, sobre unas polémicas directrices que exigían doblar los resultados en el Ejército y que podrían ser la semilla para volver a las épocas de los falsos positivos”, dice el artículo de Semana.

La publicación señala que ese día miembros de contrainteligencia del Ejercito les realizaron pruebas de polígrafo a los militares citados. Información que en su momento también se filtró a los medios y que ese mismo día desmintió la segunda división del Ejército.

“Las versiones publicadas en diferentes medios y redes sociales sobre supuestas indagaciones para "identificar fuentes" relacionadas con una publicación o sobre supuestos usos de polígrafos, no son ciertas y tampoco tienen fundamento de ninguna especie”, decía el comunicado del 22 de mayo del Ejército.

Pero el informe desmiente el comunicado y señala que la orden habría sido impartida por el comandante del Ejército, general Nicacio Martínez, y por el general Eduardo Quirós, comandante del comando de contrainteligencia.

Ante estas denuncias, Noticias Caracol se comunicó con el comandante de las Fuerzas Militares, general Luis Navarro, quien desmintió que se haya dado el presunto interrogatorio.

El informe de la revista Semana también denuncia que varios sufragios fueron enviados a algunos uniformados y sus familias como una estrategia de intimidación a los posibles responsables de filtrar la información.

El oficial indicó que, si existen amenazas al interior del Ejército, pueden hacer uso de los canales institucionales para realizar las respectivas investigaciones.

Ver Comentarios

d