Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Policía disfrazado desmantela tenebrosa banda de torturadores, asesinos y extorsionistas en Soacha

A un adulto mayor le tocó dejar su casa tras ser víctima de estos criminales, que mataron a un niño de 13 años en 2020. Así delinquían Los Morfeo.

Caen Los Morfeo, tenebrosa banda de torturadores, asesinos y extorsionistas en Soacha

Torturadores, asesinos y extorsionistas hacían parte de una temida banda delincuencial que por casi dos años sembró el terror entre los habitantes de siete barrios en Soacha, Cundinamarca. Agentes de inteligencia de la Policía los infiltró y descubrieron uno de sus más macabros crímenes.

Se trata de Los Morfeo, banda que instaló garitas en la parte alta de Soacha en límites con Bogotá para vigilar los movimientos de los habitantes de la zona y torturarlos o matarlos si no cumplían con las exigencias de la red, como lo cuenta don Carlos, un adulto mayor víctima de los criminales.

Publicidad

Ellos viven sacándole vacuna a toda la gente”, comentó el hombre.

Don Carlos, un desplazado por la violencia, no pagó los casi dos millones de pesos que le pedían de extorsión. Entonces, por segunda vez en una semana, lo subieron a la garita y brutalmente lo atacaron.

“Que si yo no pagaba esa plata me mataban, entonces cogieron y me amarraron, me amenazaron con arma de fuego. Ocho manes me cayeron y me amarraron a un palo”, relató la víctima.

Lo dejaron ir para que consiguiera el dinero. Él, junto con su familia, prefirieron abandonarlo todo y huir.

Publicidad

“Por el momento no puedo volver (a casa). Ahora me dijeron que si yo me estaba en el barrio pues que me mataban”, detalló.

Una denuncia que se sumó a la de casi 100 habitantes de la zona que aseguraron que el infierno lo vivían desde hacía ya más de un año, cuando la banda llegó a esa zona de Soacha y mató a un niño de 13 años.

Publicidad

“La madre de ese menor lo reconoció en Medicina Legal y manifestó de que, al parecer, había sido una banda delincuencial que operaba en ese barrio que lo había asesinado. Ese menor fue asesinado porque no le hacía caso a alias ‘el Indio’, el cual lo exponía a vender estupefacientes y el menor cayó en las drogas y él lo que hacía era consumirse lo que le daban para vender”, relató un agente encubierto.

Para encontrar al asesino, el agente por casi nueve meses se hizo pasar por habitante de la calle.

“Me hice amigo de varios consumidores, ellos eran los que con los que yo podía ingresar al barrio y así poder observar los puntos que ellos tenían estratégicos para la seguridad”, comentó el policía. Esa seguridad la tenían desde las garitas de la banda.

A través de los radioteléfonos ordenaban ajusticiar a sus vendedores de drogas o enemigos, como lo muestran las grabaciones. Y desde las garitas también alertaban sobre la presencia de la Policía.

Publicidad

Un operativo que permitió meter más agentes infiltrados en la banda para incluso grabar los cambios de turno que coordinaba el propio jefe, alias ‘el Indio’, a quien también le entregaban el dinero de la venta de las drogas durante la jornada.

El mismo agente infiltrado grabó a los jefes de la organización citando en el barrio a los supuestos deudores para que se pusieran al día con los criminales. A los que se negaban, cuenta el uniformado, los subían para las garitas y terminaban torturados o asesinados.

Publicidad

Toda la información obtenida por sus hombres infiltrados en la zona la recibía directamente el comandante de la Policía Metropolitana de Soacha, el coronel Germán Castillo, que, junto con el fiscal uno especializado de homicidios de Soacha, cuadraban las piezas del rompecabezas para el gran golpe.

Tiene una renta criminal de aproximadamente 30 millones de pesos mensuales. Se logra como material probatorio cuatro mil audios de interceptaciones telefónicas, asimismo se logra la vigilancia y seguimiento de videos”, contó Castillo.

Información que permitió llegar hasta la guarida de los integrantes de la banda. Allí también cayó el jefe, alias ‘el Indio’, un disidente de las FARC.

“Con un componente aproximadamente de 450 policías, los cuales realizan 15 diligencias de allanamiento y registro. En esas 15 diligencias se capturan a 12 personas por orden judicial”, anotó el coronel.

Publicidad

Un juez envió a la cárcel a los 13 capturados de la banda Los Morfeo en Soacha, Cundinamarca.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.