Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

¿Por qué han sido derribados históricos monumentos en Colombia?

Un experto explicó lo que habría causado la destrucción de varias estatuas en Cali, Pasto, Popayán y Manizales en el marco del paro nacional.

Varios monumentos en algunas ciudades del país han sido derribados en medio del paro nacional, entre ellos, el de la icónica estatua de Sebastián de Belalcázar , ubicada en el oeste de Cali.

Noticias Caracol habló con un experto para tratar de entender los motivos que tendrían los responsables para destruirlos. Además, entrevistó a líderes indígenas para conocer su postura.

Belalcázar en Cali es un conquistador que los grupos indígenas consideran un símbolo de la invasión y finalmente la aniquilación de los pueblos indígenas, especialmente desde la época de la conquista”, dijo el gestor de patrimonio cultural Diego Martínez.

En medio del paro, se han presentado afectaciones a más de seis monumentos a nivel nacional, desde derribamientos hasta resignificaciones de tipo simbólico como forma de expresión popular. Uno de los símbolos más significativos de la rebelión en Pasto también fue derribado.

Otro de los derribamientos que más llamó la atención fue el de Gonzalo Jiménez de Quesada en Bogotá.

“Todos sabemos que es el fundador de la ciudad, su papel histórico es innegable, lo que se está es valorando o revalorando, más bien, es el papel de los españoles en la conquista”, opinó Martínez.

Publicidad

Los indígenas misak, quienes se atribuyen el derribamiento de la estatua de Sebastián de Belalcázar en Cali y de Gonzalo Jiménez de Quesada en Bogotá, dan sus argumentos y aseguran que se trata de una construcción colectiva.

Tumbar estatuas es tumbar el pensamiento racial, neoliberal, que es una forma de hacer pedagogía de tumbar la colonización simbólica”, señaló Indy Piapya Fernández, representante de los jóvenes del Movimiento de Autoridades Indígenas del Suroccidente de Colombia (AISO).

El gestor de patrimonio cultural indagó a más de 4.700 personas, sobre lo que consideran adecuado hacer con en el monumento caído de Gonzalo Jiménez de Quesada.

“La percepción es que la mayoría de las personas están de acuerdo en que la estatua no continúe ahí sino que más bien sea llevada a un museo, teniendo en cuenta que en todo caso la estatua como bien material tiene un valor”, destacó.

Uno de los monumentos intervenidos ha sido el de Los Héroes, en Bogotá. En las últimas horas se anunció que, por riesgo de colapso, la estatua de Bolívar Ecuestre tendrá que ser retirada de este espacio.

“Cualquier movimiento que se haga externo sobre este monumento puede poner en peligro la vida de las personas que ahí se congregan, en ese sentido, reiteramos la protección a la vida en el marco de la protección y salvaguardia del patrimonio”, aseguró Patrick Morales, director del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural.

Publicidad

También fue intervenido el de La Pola (Policarpa Salavarrieta), al que le han puesto una falda con telas de colores y mensajes de admiración por su papel heroico en la historia.

Según datos del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural, los costos totales en Bogotá por las afectaciones ascienden a 152 millones de pesos.

Vea además: Papa Francisco ora por Colombia y pide evitar "comportamientos dañinos" en protestas

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias