Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

¿Por qué puede atacar un perro y qué hacer en ese caso?

Tras el ataque a una niña de 4 años en Ubaté, etólogos explican que los animales pueden agredir por instinto y debido a una serie de factores. Le explicamos cuáles.

Lo primero que hay que hay que enfatizar es que los perros no atacan porque sí. Hay muchas variables que inciden en su reacción. Es importante no olvidar que son animales y que actúan por instinto.

Los etólogos, o especialistas en comportamiento animal, explican que todos los perros , sin importar raza, tamaño o si están o no en condición de calle, pueden ser potencialmente lesivos en contextos específicos.

“La agresividad es un factor heterogéneo que puede generarse por miedo, que puede tener componentes genéticos o componentes ambientales a través del aprendizaje”, dice Felipe Valencia, médico veterinario etólogo.

“También se puede dar por protección de recurso, por proteger la comida, sus juguetes o el territorio y también se puede dar como una conducta predatoria”, añade Daniela Peñaranda, médica veterinaria etóloga.

Y eso es justamente lo que concluyen estos veterinarios sobre el video de una niña atacada por perros callejeros en Ubaté.

Aunque no hay un contexto claro sobre lo que pudo haber provocado el hecho, los veterinarios creen que los animales vieron a la niña como una presa.

Publicidad

“Desafortunadamente, dentro del concepto de agresividad predatorio, tenemos que la población infantil tiene un alto índice de riesgo, debido a una serie de comportamientos que ellos pueden tener y hacer que pueda producir esta agresividad en el perro”, dice Felipe Valencia.

Daniela Peñaranda añade otro factor: “Normalmente los animales pueden llegar a actuar distinto cuando se encuentran en manada, especialmente porque puede haber uno de los canes que inicia a ladrar o inicia ese episodio de alarma activa a los demás ejemplares y estos pueden copiar la conducta”.

Para la concejal animalista Andrea Padilla, el lamentable episodio en el que la vida de la niña estuvo en riesgo es la oportunidad para recordarle a las autoridades la obligación de desarrollar estrategias para atender a la fauna callejera, evitar problemas de salud pública y este tipo de peligrosos hechos.

“Primero, la esterilización masiva para controlar humanitariamente la población de gatos y perros; segundo, la promoción de la adopción; tercero, la educación en tenencia responsable de animales de compañía y la sanción al abandono; y cuarto, el albergue de animales sin hogar para protegerlos, recuperarlos y entregarlos en adopción”, explica la concejal Padilla.

Publicidad


Los ciudadanos deben recordar que los perros son animales y es responsabilidad de los humanos controlar la población de los que están sin hogar. También se debe extremar los cuidados de los niños cuando se encuentran alrededor de ellos.

Además, tener presente que en el caso de un ataque se debe evitar gritar, correr o hacer sonidos o movimientos que exacerben las reacciones de los animales.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias