colombia
8:40 am - 28 de Enero de 2015

Representante de obra de La Línea dice que iba a estar listo en 30 días

Por: 
Noticiascaracol.com

En una decisión trascendental, el Invías suspendió las obras de  construcción del túnel de La Línea y decidió aplicar la caducidad del contrato al  Consorcio Segundo Centenario, argumentado demoras e incumplimientos de esta empresa contratista. [Sin luz al final del túnel, los retrasos en el túnel de La Línea] 

Según el director del Invías, Carlos García, la empresa contratista presenta un incumplimientos por bajo rendimiento, en materia ambiental, contractuales y de calidad de la obra.

“Aunque tales incumplimientos podrían ser subsanables, no existe certeza para el instituto del tiempo que podría ello ocurrir ni se ha demostrado voluntad ni compromiso por parte del contratista para llevar a cabo los ajustes y correcciones”, declaró García.

En contraposición a la posición del Invías, el representante de la firma Consorcio Segundo Centenario, Carlos Collins, aseguró que esa decisión había sido tomada hace varios días y que obedeció al parecer del vicepresidente Germán Vargas Lleras. Añadió que no hay motivos para la caducidad y que la obra ya estaba a punto de ser terminada y entregada.

Como yo expresé que terminaba el túnel en 30 días, eso precipitó la decisión porque se les acababa el caballito de batalla de que no había túnel. Yo me quedo cuidando lo que ya está hecho, ya el túnel está en un 99,2 por ciento”, aseveró Collins.

A raíz de la decisión de decretar la caducidad, según el Invías, la empresa contratista podría ser sancionada con una multa de 60 mil millones de pesos, aunque tiene la opción de presentar un recurso de apelación.

La Línea, una obra cuesta arriba

Las obras del túnel de La Línea, considerado uno de los proyectos emblemáticos de la ingeniería en el país, parece resistirse a ser realidad. Noticias Caracol acompañó a la ministra del Transporte, Natalia Abello, durante una revisión de los  avances en el departamento del Quindío.

[[{"fid":"139114","view_mode":"default","fields":{"format":"default","field_file_image_alt_text[und][0][value]":"","field_file_image_title_text[und][0][value]":""},"type":"media","attributes":{"class":"media-element file-default"}}]]

Los resultados no son alentadores. Entre Cajamarca, en el Tolima, y Calarcá, en el Quindío, se contrató la construcción de 23 pequeños túneles, 18 puentes y el gigantesco túnel que cruza la cordillera central colombiana. Para esto se pagaron por adelantado 629 mil millones de pesos al Consorcio Segundo Centenario.

En contradicción a lo asegurado por el representante legal del contratista, Carlos Collis, la ministra Abello asegura que no se puede habilitar ningún tramo de esta nueva obra, porque los trabajos que debían entregarse el 30 de noviembre del año pasado aún no están listos.

“Ni los túneles, ni los puente, ni el túnel principal del Segundo Bicentenario, se encuentra concluidos y aquí podemos constatar que la excavación del túnel principal está concluido”, aseguró la jefa de la cartera de Transporte.

Al retraso de las obras se une la difícil situación de mil empleados de la gigantesca obra, quienes se quejan del retraso en el pago de sus salarios.

“Se están demorando 10 días con los salarios. Es muy difícil porque hay que hacer mercado”, declaró uno de los trabajadores de la obra.

En el aspecto ambiental, también la obra se raja, según la gobernadora del Quindío, Sandra Paola Hurtado. “Tenemos una sanción de 3.085 millones de pesos”, indicó la funcionaria, que asegura que este monto “no alcanza para resarcir los daños que se hicieron con la descargas descontaminantes”, sostuvo la mandataria. 

La ministra de Transporte señaló que, aplicada la caducidad del contrato, el Gobieno de manera urgente girará 45 mil millones de pesos para regular el manejo de aguas y de lodos en el túnel, implementar sistemas de ventilación e iluminación, e intervenir fallas geológicas que hay en la obra. 

Ver Comentarios

d