Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Solidaridad en pandemia: Policía recicló, reparó y donó silla de ruedas para mujer discapacitada

Ingrid Campos fue víctima de un motociclista en estado de embriaguez que el año pasado la arrolló y emprendió la huida. Llevaba más de seis meses pasando dificultades.

Ingrid Campos fue víctima de un motociclista en estado de embriaguez que el año pasado la arrolló y emprendió la huida. Llevaba más de seis meses pasando dificultades.

Y en tiempos de pandemia las buenas obras no paran, la Policía Metropolitana de Ibagué, con su programa 'Bicliclaje', le llevó una silla de ruedas a Ingrid Campos, una mujer para quien este elemento es fundamental luego de que un motociclista en estado de embriaguez la arrollara y emprendiera la huida.

Ha pasado un año desde el accidente que llegó a complicar su condición de parálisis en sus extremidades y epilepsia, pues luego de eso, por sus múltiples fracturas en un brazo y una pierna, Ingrid quedó obligada a utilizar sillas de ruedas para movilizarse.

Llevaba más de seis meses pasando por dificultades para ir de un lado al otro. Su familia no contaba con el dinero para comprarle esta herramienta.

Su historia llegó a los oídos de la Policía Metropolitana de Ibagué, que pudo ayudarla a través de su programa institucional ‘Biciclaje’.

Publicidad

“La campaña ya lleva dos años aquí en la ciudad. Lo que hacemos es recoger bicicletas usadas y este año decidimos hacerlos con las sillas de ruedas también”, explicó Pedro Márquez, intendente de la Policía de Ibagué.

La visitaron, vieron su situación y pusieron manos a la obra en diez días.

“El papá de ella vendedor ambulante. En esta situación de pandemia se ha puesto más complicada la situación económica en el hogar. Empezamos a trabajar en una silla de ruedas usada y así fue que la dejamos bien bonita”, contó el uniformado.

Detalles que Ingrid agradeció con el corazón: “Está muy bonita mi silla. Muchas gracias, Dios los bendiga”.

Pero las buenas noticias no quedaron ahí, el papá de Ingrid también resultó beneficiado, pues la Policía también arregló y surtió el carrito en el que trabaja como vendedor ambulante.

Publicidad

Lo más visto
Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política.
ENTENDIDO