Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Tarapacá, escenario de la única guerra internacional de Colombia, batalla hace 87 años por subsistir

La incipiente Fuerza Aérea de 1930 repelió, en esta localidad olvidada, una invasión peruana por orden directa del entonces presidente Enrique Olaya Herrera.

La guerra con Perú comenzó cuando 48 ciudadanos de ese país llegaron a Leticia el primero de septiembre de 1932 para la población, desconociendo un tratado en el que el Gobierno de Lima le entregó esos territorios a Colombia en 1922.

Allí capturaron a las autoridades locales y 18 policías fueron desarmados y obligados a abandonar la ciudad.

El hecho sorprendió a los dos gobiernos, que inicialmente pensaron que se trataba de un impase de carácter civil sin mayores consecuencias.

Sin embargo, el entonces presidente de Perú, Luis Miguel Sánchez, apoyó a sus connacionales por presión, según historiadores, de Julio Cesar Arana, un poderoso empresario del caucho que vio afectado su negocio al no poder explotar los extensos cultivos del árbol de látex que habían pasado a ser colombianos.

Zue entonces que Enrique Olaya Herrera ordenó recuperar el territorio y envío a 700 soldados en 5 embarcaciones, que esperaban sorprender a las tropas peruanas llegando por Brasil.

Publicidad

La Fuerza Aérea, que aún no tenía aviones de combate, acudió a los aviones comerciales de la hoy Avianca y los adaptó, incluso, para amerizar, pues no había pistas en la localidad.

En medio de la gloria que para Colombia significó la exitosa operación al recuperar esa extensa región de Leticia, la localidad de Tarapacá, escenario del combate, es hoy el fiel reflejo del olvido estatal.

Y la corrupción, según sus pobladores, por años ha imperado en la región.

“Hay contratos que hacen la Gobernación del Amazonas y los contratistas se llevan el dinero a sus bolsillos”, afirmó Alexánder Lozano Cabrera, uno de sus habitantes.

El agua que consumen es de un río y con motobomba y tubos viejos la hacen llegar a sus casas.

El servicio de salud es precario y la malaria, actualmente, alcanza picos históricos. En lo que va de año se han reportado más de 250 casos.

Publicidad

Los habitantes de Tarapacá piden convertir la localidad en un municipio.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias