colombia
2:28 pm - 18 de Abril de 2017

Tras tragedia en Mocoa, patrullera fue el ángel de recién nacido hasta que ubicó a la madre

Por: 
Noticiascaracol.com

La mujer dio a luz luego de la avalancha y fue llevada a Pasto. La uniformada bañó al bebé, lo amamantó y cuidó de él hasta que se produjo el reencuentro.

Este bebé nació el mismo día en que la avalancha de lodo y piedra acabó con la vida de varios habitantes de Mocoa, Putumayo.

Luego de haberlo encontrado, funcionarios de la Policía, lo bañaron, lo vistieron y lo llevaron a un centro asistencial donde fue atendido.

Esta patrullera de la Policía quien lo encontró, lo alimentó.

“Salí a la calle y encontré a este bebé de cuatro días de nacido, como vocación de ser policía y como madre tuve la necesidad de hablar con el papá del niño y decirle que si me daba la oportunidad de alimentarlo”, explica Alejandra Gutiérrez.

Agregó que ella misma, por la tragedia, tuvo que enviar a su hija de tan solo tres meses de nacida a otra capital.

“Tuve la necesidad de enviarla a la ciudad de Cúcuta por la tragedia que se vivió aquí en Mocoa, por cuestión de salubridad”, añadió.

Mientras buscaban a la mamá del recién nacido, Alejandra cuidó del pequeño, quien hasta en ese momento también estaba acompañado de su padre.

“Llegamos a la casa a las 10:10 p.m. y a las 10:20 p.m. pasó la avalancha. Nosotros no sabíamos que hacer gracias a Dios alcanzamos a subirnos a la terraza y nos salvamos mi mujer y yo”, explicó Jonathan Arias, padre del niño.

Arias explicó cómo salvó a su familia de la tragedia. Desde la terraza de una casa de tres pisos, vio una escena que nunca olvidará.

“Nosotros veíamos las pobres gentes que pasaban niños, la gente como moría como tragaban agua y al otro día a las 4:00 a.m. salimos de ahí, del barrio. A las diez de la noche mi mujer tuvo a mi bebé y la trasladaron a Pasto por una enfermedad que tenía”, relata.

Mientras que la patrullera Alejandra ayudaba al bebé, la madre del pequeño fue localizada en un hospital de Pasto, días después se enteró de que su hijo estaba vivo. Entonces vino el reencuentro.

Ella le agradeció a la mujer por cuidar de su pequeño.

“Gracias a la Policía por haber apoyado a mi bebe y a mi marido; y a la patrullera que le brindó amor y cariño que yo no podía brindarle en ese momento por haberme encontrado en el hospital”, expresó la mujer.

Madre e hijo continúan bajo observación médica y psicológica por parte de médicos de Nariño.

Ver Comentarios

d