Advertisement

Advertisement

Advertisement

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Advertisement

Variante San Francisco-Mocoa, obra de más de 20 años que pasó de “elefante a mamut blanco”

Más de 400 mil millones de pesos fueron destinados para esta construcción en el sur de Colombia. La carretera, con puentes construidos, permanece abandonada.
Puentes construidos que no llevan a ningún lado, vallas que anuncian el cumplimiento del sueño de una nueva vía entre Nariño y Putumayo, este es el panorama que hoy tienen las obras de la variante entre San Francisco y Mocoa, vía en la que se han invertido más de 400 mil millones de pesos.
"Lamentablemente se ha declarado como un detrimento patrimonial, porque ya pasó de ser elefante blanco a un mamut blanco. Esta obra tuvo una adjudicación de 428 mil millones de pesos, 401 mil en obras de ingeniería, más 27 en Interventoría, pero se abandonó”, dijo Francisco Revelo, presidente de Cámara de Comercio de Pasto.
Desde hace 4 años, las obras de la variante permanecen abandonadas. La maleza ya se encuentra sobre el asfalto, las columnas de los puentes construidos ya presentan deterioro y otra de las estructuras quedó a medias.
“Se abandonó por falta de planificación, por falta de política pública, respaldo de ambos departamentos, tanto de Nariño como de Putumayo, y, sobre todo, del gobierno central", sostiene Revelo.
La actual trocha que comunica a Nariño con Putumayo fue construida desde 1930 por la guerra con Perú y es esa misma trocha la que, al día de hoy, es usada como única carretera para unir a   San Francisco con Mocoa.
El mal estado de esta vía ya ha cobrado la vida de más de 1.000 personas, debido a la alta accidentalidad y lo estrecho de la misma.
"Los ingenieros estamos haciendo un tránsito como difícil, no hacemos buenos diseños, buenos diagnósticos, pero básicamente esta vía arranca con un mejoramiento, unas especificaciones de 40 km/h, cambian las especificaciones de ancho, las entretangencias, la velocidad pasa a 60 Km/h", afirmó Nelson Peña, de la Asociación de Ingenieros de Nariño.

La nueva vía tendría un gran impacto ambiental en esta parte del Amazonas, según el presidente de la Veeduría de la Vía San Francisco-Mocoa, se necesitan cerca de dos billones de pesos para terminar lo que hace parte de la variante.
"Es necesario terminar 28 kilómentros de obras que están en un área de reserva ambiental protegida, requiere unas correntías, unos puentes para manejo especial de fauna, de aguas y esos 28 kilómetros necesitan alrededor 1.8 Billones de pesos", dijo Revelo.
Sectores sociales, productivos y políticos de la región se han unido para solicitar el compromiso del Gobierino nacional.
"El presidente (Iván) Duque cuando estuvo en su taller Construyendo País, aquí en la ciudad de Pasto, se comprometió como con 35 proyectos estratégicos para el departamento de Nariño y, dentro de esos, habló de la variante San Francisco-Mocoa", dijo Ramón de los Ríos, diputado de Nariño.
Ante el abandono de esta variante, el Invías anunció que, dentro de este periodo de gobierno, se elaborará un Conpes que permita el financiamiento de la obra, para que, en un periodo máximo de 10 años, por fin, sea concluida. 

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias