Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Vencimiento de términos en Colombia: ¿una maniobra dilatoria o garantía procesal?

Los casos de la exgobernadora de La Guajira Oneida Pinto y del exfiscal Carlos Bermeo pusieron la lupa sobre este beneficio judicial.

En el último año, cerca de siete mil detenidos dejaron las cárceles porque no fueron llamados a juicio. Estos son los casos más recientes de investigados por la justicia que han sido dejados en libertad por vencimiento de términos.

Oneida Pinto

Considerada por la Fiscalía como la dueña, ama y señora del municipio de Albania, en La Guajira.

La exgobernadora del departamento tiene tres investigaciones vigentes por irregularidades en contratos de reducción de la mortalidad infantil, compra de adoquines y una indagación preliminar por irregularidad con viviendas de interés social.

De acuerdo con su abogado, Antonio Luis González, Oneida Pinto quedó en libertad luego que pasaran 240 días y no se diera inicio al juicio en su contra.

“Es importante resaltar y destacar que esta situación de vencimiento de términos no fue propiciada en absoluto por la defensa”, manifestó el abogado Antonio Luis González.

Publicidad

Carlos Julián Bermeo

El exfiscal de la JEP Carlos Julián Bermeo fue capturado por presuntamente pedir dinero a cambio de incidir en un procesos en el componente de justicia especial a favor del hoy disidente y prófugo de la justicia Jesús Santrich.

Bermeo quedó en libertad porque habían pasado más de 600 desde que se hizo el llamado a juicio, que al día de hoy no ha empezado.

De acuerdo con datos del Consejo de la Judicatura, hay 6.817 personas que quedaron en libertad por esta razón.

Publicidad

Para los expertos la responsabilidad recae en la Fiscalía en la mayoría de los casos.

“El vencimiento de términos no significa impunidad, es una garantía judicial para el procesado. Jamás un vencimiento de términos es consecuencia de aplazamientos o maniobras dilatorias por parte de la defensa, es un castigo por la mora judicial”, declaró la abogada penalista Laura Kamila Toro.

Esta figura se produce siempre por responsabilidad de la Fiscalía General de la Nación a través de sus delegados y de los juzgados que adelantan los procesos”, expresó Felipe Caballero, abogado penalista.

Entre otros casos que los procesados han quedado en libertad por esta razón son: el del exmagistrado Francisco Ricaurte, condenado por el Cartel de la Toga; el del expresidente de SaludCoop Carlos Palacino, y el de Omar Ambuila, exfuncionario de la DIAN.

Publicidad

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias