Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Vicepresidente teme retroceso en DD. HH. por plantón hecho a CIDH

e791cdb89609cf629d9baae94f92dc8d_0.jpg

Los representantes de Colombia abandonaron el lunes la sala cuando se debatía sobre derechos políticos en el país suramericano en el marco de la decisión del Gobierno de Juan Manuel Santos de hacer efectiva la destitución del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, sobre la cual el organismo tenía cierta preocupación.

"El retiro de reunión de la CIDH nos alerta que vamos caminando de un país en progreso a un país en retroceso en materia de derechos humanos", escribió en su cuenta de Twitter el vicepresidente, que en el pasado fue un destacado dirigente sindical.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en Washington había otorgado medidas cautelares a Petro y admitido a trámite una petición para estudiar a fondo el caso, aunque el Gobierno pidió que se cancelara esta audiencia y el organismo lo negó.

De este modo, el Gobierno colombiano decidió no dar respuesta a las denuncias sobre derechos políticos: "Consideramos que la eventualidad de las condiciones jurídicas que el Estado exprese de manera general en esta audiencia puedan tener incidencia en el caso", dijo Adriana Guillén, directora de la Agencia Nacional de Defensa Jurídica del Estado colombiano, antes de abandonar la sala.

Petro, elegido alcalde para el periodo 2012-2015, fue destituido por Santos el pasado miércoles acatando una sentencia dictada el 9 de diciembre de 2013 por la Procuraduría General (Ministerio Público), que además lo inhabilitó por quince años para ejercer cargos públicos por el mal manejo de una crisis de basuras en 2012.

Desde que la Procuraduría ordenó su destitución, Petro puso en marcha una estrategia jurídica en Colombia y en la CIDH.

Publicidad

Según dijo el alcalde destituido, el siguiente paso es que la CIDH pida a la CorteIDH, ambas instancias de la OEA, que transforme las medidas cautelares ya otorgadas en medidas provisionales, y después que organizaciones de derechos humanos, parlamentos y partidos políticos del mundo reclamen una intervención.

"La CorteIDH no se va a mover si no hay una actividad de solicitud y no solamente de quien ha sido el afectado", confesó Petro, quien va a promover la movilización ciudadana para buscar un fallo favorable del organismo.

Bogotá

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias

Vea también:

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO