Publicidad

Publicidad

Publicidad

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Publicidad

Víctima del secuestro a exguerrilleros de las FARC: "No los puedo perdonar"

Héctor Angulo reveló a la JEP que sus padres habían sido secuestrados, torturados y asesinados. Les dijo a los comparecientes que le “siguen tomando el pelo” a los afectados.

Víctima del secuestro a exguerrilleros de las FARC

En el segundo día de audiencias de reconocimiento de la extinta FARC-EP por secuestro una de las víctimas de estos hechos, Héctor Angulo, denunció que sus padres fueron retenidos y asesinados por este grupo en el año 2000, pero que hasta el año pasado logró hallar los restos de su madre.

“Oyendo sus comentarios esta mañana me han hecho cambiar dos veces el texto que tenía acá”, así inició Angulo su relato. “Sus formas en que dicen sentir el error que cometieron con estos secuestroa, realmente no lo siento, realmente, de corazón o arrepentimiento”, continuó.

Publicidad

Expresó que no los puede perdonar porque siente que el extinto grupo “nos siguen tomando el pelo (a las víctimas)”.

Ante la intervención de Angulo, Jaime Alberto Botero Parra, alias ‘El médico’, leyó un texto, argumentando que no recordaba parte de la historia por el accidente que sufrió. En este aceptó que “las FARC-EP fuimos responsables de estos hechos (secuestros) y por tanto el sufrimiento generado por ellos” . Además, concluyó expresando que “este fue un crimen despreciable y hoy lo condeno públicamente ante ustedes”.

En esta misma audiencia, Milton de Jesús Toncel se pronunció y reconoció que a pesar de que algunos secuestrados fallecían en cautiverio, ellos seguían cobrando sus rescates.

“Hubo muchos casos que a los familiares se les seguía cobrando, cuando la actitud más lógica, sensata y humana, era comunicarle a la familia y regresar el cadáver”, explicó.

Publicidad

En la misma audiencia de reconocimiento declaró el exintegrante de las FARC-EP Rodrigo Granda, quien era llamado ‘El canciller’. En su mediación rechazó el accionar del grupo y sentenció que “el secuestro fue la degradación moral de esta organización”.

Granda dijo: “¿El fin justifica los medios, cierto? Yo creo que ahí nosotros caemos en esa degradación moral. Estoy diciendo lo que nosotros en los idearios teníamos, pero la prolongación del conflicto, la barbarie que después íbamos a cometer no estaba en los cálculos iniciales”.

Publicidad

Pastor Alape también reconoció el dolor causado por este atroz crimen y lo calificó como cruel. En su participación mencionó que el secuestro no solo hizo a las víctimas rehenes, sino también a sus familias.

“Asumir la crueldad que implicó este crimen, este grave crimen porque fue hacer a rehenes a todas las familias (...). Pegar las relaciones que se afectaron, los hijos e hija que crecieron sin el calor del padre, de la madre; la incertidumbre si la persona iba a volver viva o no”.

Respecto a lo que pudieron padecer los secuestrados, manifestó: “La incertidumbre y el dolor de quien estaba cautivo en cautiverio. De cómo estaría su familia, de cómo llevarle una nota de aliento, de no tener comunicación de los traumas psicológicos que se generaron”.

La petición de las familias ante los relatos de los exintegrantes de la organización es que los restos de sus seres queridos sean ubicados.

✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo. ✔️ Síganos en Google Noticias con toda la información de Colombia y el mundo.