deportes
11:21 am - 4 de Diciembre de 2018

Caterine Ibargüen tuvo que conseguir un nuevo vestido para la gala de la IAAF

Colprensa
Colprensa
Por: 
EFE/ Noticiascaracol.com

La maleta de la deportista colombiana, una de las cinco finalistas del trofeo a la Atleta Mundial del Año, no llegó a Mónaco por lo que tuvo que buscar un atuendo.

A pocas horas del anuncio oficial de la ganadora del trofeo, que será entregado durante la Gala del Atletismo Mundial en el Fórum Grimaldi, la campeona olímpica de triple salto tuvo que visitar tiendas para adquirir una indumentaria adecuada para el acto.

Ibargüen es la favorita para recibir el galardón y viajó a Mónaco con un vestido de gala, de diseño colombiano, que no podrá utilizar porque la maleta llegará al Principado cuando la ceremonia ya estará en marcha.

"Ha sido un imprevisto, pero gracias a la IAAF y a Global Sports se ha solucionado todo, aunque he tenido que caminar mucho. Gracias a Dios, todo está resuelto. Estoy a gusto por cómo me presentaré esta noche y con muchas expectativas", comentó la campeona olímpica de triple salto, una de las cinco candidatas al trofeo de Mejor Atleta Mundial del Año.

Dos horas después de la hora prevista, Caterine se presentó ante la prensa internacional.

Agradeció que algunas atletas invitadas a la Gala monegasca le hayan señalado como favorita para recibir el premio. "Un placer estar en esa posición que me colocan mis compañeras atletas, pero las cinco finalistas somos atletas de excelencia. Yo me considero ganadora sólo por estar aquí en este grupo. Si me eligen, será un triunfo para mi país", afirmó.

Este año compatibilizó la longitud y el triple como estrategia para dar más éxitos a Colombia. "Lo planificamos así para dar a mi país una medalla más en los Centroamericanos y del Caribe, ya que éramos locales. Luego vimos que hacía buenas marcas en salto largo y seguimos hasta ganar también la Liga de Diamante en ambas pruebas", explicó.

La temporada próxima, sin embargo, dejará en un segundo plano el salto largo", de acuerdo con su entrenador, el cubano Ubaldo Duany. Son dos años demasiado fuertes (con Mundiales y Juegos Olímpicos) que hay que preparar minuciosamente, de forma que lo enfocaré más al triple, aunque haré una o dos pruebas de longitud".

Ibargüen anuncia que no hará pista cubierta este año. "Estoy todavía en fase de descanso activo, así que no competiremos en invierno. Luego, en el verano, tendré el campamento base en Italia (Formia y Ostia) y nos organizaremos como Duany y mi representación decidan".

Al hacer balance del año 2018, asegura que "falta mucho para alcanzar la excelencia" pero lo cataloga como "uno de los mejores" de su carrera deportiva, aunque no haya mejorado su marca personal, que es de 15,31, conseguida aquí mismo, en Mónaco.

"Si me dan el trofeo, lo compartiré primero con el profesor Duany, que me acompaña, y luego con mi país, mi familia, y daré gracias a Dios que me ha dado fortaleza para tener éxito en el atletismo", concluyó.

Caterine se dirigió luego a su habitación para vestir su nuevo traje de gala. En el camino se ha quedado el que traía, diseñado por la modista colombiana María Angélica Guerra, que habrá de estrenar en otra ocasión.

Ver Comentarios

d