Advertisement

Advertisement

Advertisement

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Advertisement

“Sigo siendo el niño que jugaba a montar en bicicleta con los amiguitos”: Egan Bernal

egan-entrevista.jpg

El campeón del Tour de Francia mostró su lado más humano en una entrevista con Juan Roberto Vargas, director de Noticias Caracol.
Egan Bernal, de 22 años, se convirtió en el primer colombiano en ganar el Tour de Francia y este miércoles tuvo un gran homenaje en Zipaquirá, donde festejó con sus compatriotas a quienes les dedicó el triunfo en la ‘Grande Boucle’.
Esta es la entrevista con Juan Roberto Vargas.
Estamos en las entrañas de la Catedral de Sal de Zipaquirá, que hasta hace poquito era el gran orgullo de los habitantes de esta zona, ahora usted es el segundo orgullo…
Egan Bernal: Es un orgullo estar dentro de la catedral, en la parte de arriba está el bosque y ahí era donde yo entrenaba cuando era niño, entonces es un lugar especial para mí.
¿En qué pensaba cuando entrenaba arriba?
Egan Bernal: Pensaba en diversión, pensaba en ir con los amiguitos a jugar, disfrutar en el bosque, perderse, jugar a las escondidas, al que la lleva, entonces hay muchos recuerdos bonitos acá.
Hablando de recuerdos bonitos, los que lo vimos esa comunión suya con la gente en la plaza, era un homenaje para Egan, pero terminó siendo un homenaje de Egan a Zipaquirá…
Egan Bernal: Eso era lo que yo quería, cuando me dijeron lo de la rueda de prensa pensé que era algo muy bonito, pero lo que yo quiero es compartir con las personas y por eso hicimos la rueda de prensa de esa forma. Quería que la gente de Zipaquirá me sintiera cercano, porque yo soy zipaquereño y no quería que pensaran que Egan está a otro nivel, quería compartir y al final salió bonito.
Alguien decía que uno de los grandes secretos suyos es que llegó muy alto, pero no se olvida de dónde viene…
Egan Bernal: Todavía no asimilo que haya ganado un Tour de Francia, sigo siendo el mismo, trato de ser el mismo niño que jugaba a montar en bicicleta con los amiguitos. Sigo siendo ese, la persona que disfruta montar en bicicleta. Es mi trabajo, lo disfruto y quiero seguir haciéndolo.
Todos en su familia son ciclistas, su papá, su mamá, su hermanito… ¿Cuál es el secreto?
Egan Bernal: Mi papá era ciclista cuando era joven, no pudo pasar a profesional, pero siempre siguió montando en bicicleta. Mi mamá dice que cuando yo era niño él siempre me ponía en el pecho y decía: “cuándo estará grande para salir a montar en bicicleta”. Siempre la bicicleta estuvo en nuestra familia gracias al amor que mi papá nos inculcó hacia la bicicleta y pasó a ser como una excusa para poder compartir todos en familia y todo lo hacíamos en bicicleta.
El secreto del éxito es divertirse como un niño en la bicicleta, ¿usted pensaba en eso en el Tour de Francia?
Egan Bernal: Tiene que ser así, para poder estar en un Tour de Francia después de 18, 19 o 20 etapas en las que te llevan en una subida a tope, poder seguir ahí cuando atacan, a uno tiene que gustarle para poder hacer eso, porque uno sufre y por más que le paguen, si no le gusta no lo hace.
Una parte del éxito es la fortaleza mental y eso es llevar el cuerpo al límite, ¿usted llevó al límite su cuerpo en esas etapas fuertes del Tour de Francia?
Egan Bernal: En cada etapa, especialmente en las de montaña, cuando me tocaba hacer el esfuerzo y acelerar eran cinco, cuatro o tres kilómetros a muerte, unos ocho o nueve minutos, era una contrarreloj de un punto hasta arriba, la carrera algunas veces no terminaba arriba, pero ya estando arriba, solo era bajar… para ganar un Tour de Francia hay que llevar el cuerpo al límite.
¿En qué momento se sintió ganador del Tour de Francia?
Egan Bernal: Empecé a soñarlo y creerlo cuando cogí la camiseta amarilla, antes de eso estaba el sueño, pero era algo lejano. Antes de esa etapa había seis corredores en menos de dos minutos, que es muy poco tiempo, entonces cuando me dicen que cogí la camiseta amarilla dije “acá me hago matar, pero no me quitan esta camiseta”, pero la verdad no creí que había ganado hasta que pasé la línea de meta en París.
¿Qué es hacerse matar en el ciclismo?
Egan Bernal: Yo era el líder y los otros eran los que tenían que atacarme a mí, el hacerme matar era que si el segundo, bueno, él no porque era mi compañero (Thomas), el tercero o el cuarto atacaban, yo tenía que, así estuviera muerto, manejar la diferencia de tiempo que tenía con ellos. Hacerme matar era ir hasta el límite para perder el menor tiempo posible, pero al final no me descontaron.
El segundo era Thomas, el capo de su equipo, ¿en algún momento él le dijo que estaba a su servicio?
Egan Bernal: Después de haber cogido el liderato, ya solo quedaba la etapa 20 y me dijo: “tranquilo que yo trabajo para que usted gane el Tour de Francia”, y para mí fue un gran honor. Que el último campeón me estuviera ayudando a mí, un pelado colombiano de 22 años, a ganar fue algo muy importante.
Usted es el ídolo de los niños de Colombia. ¿Cómo le enseña uno a un muchachito a mezclar el talento con la disciplina y la perseverancia?
Egan Bernal: No es tan difícil cuando uno hace realmente lo que a uno le gusta, un niño debe hacer lo que le guste, sea montar en bicicleta, jugar tenis, jugar fútbol... cuando uno hace lo que le gusta, creo que no va a ser tanto sacrificio ir a entrenar, acostarse temprano, no ir a fiestas, tomar… la clave es hacer lo que a uno le gusta.
¿Qué viene ahora para Egan Bernal en el futuro inmediato?
Egan Bernal: Quiero disfrutar con mi familia, no he tenido tiempo para compartir con ellos porque a veces llego muy cansado de entrenar y no estoy en la mejor actitud. Por eso la familia es muy importante, porque me aguantan todo y ahora quiero estar tranquilo, disfrutar y poder compartir con ellos el tiempo que no pude en estos seis meses, eso es lo que quiero hacer en este momento.
Mándele un mensaje al pueblo colombiano.
Egan Bernal: Primero, agradecerles por todo el apoyo que nos dieron, fue increíble ver más banderas colombianas que francesas en el Tour. El mensaje es: tengan esperanza en que las cosas pueden cambiar, que nuestras vidas pueden cambiar. Vengo de una familia muy humilde, de una situación difícil y con la esperanza ahora estoy en una buena posición. Si yo pude hacerlo, ellos también.

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias

Advertisement

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política.
ENTENDIDO