Advertisement

Advertisement

Advertisement

240x30push.png
#EstáEnTusManos Quiero recibir notificaciones con las noticias más importantes de Colombia y el mundo.
Activar
Ahora no

Advertisement

Colombia, tierra de atletas: quedar en silla de ruedas no le impidió llegar a lo más alto del podio

Thumbnail

Érica Castaño no solo brilla por su talento deportivo, sino su tenacidad, la cual la ha llevado también a convertirse en todo una inspiración de vida.
Una mujer alegre, con una sonrisa siempre en su rostro y unos brazos de oro, así es Érica Castaño, la primera mujer colombiana en ganar medalla dorada en un mundial de paratletismo.
"Toda mi vida me he gozado practicando deporte. De hecho, en mi niñez y parte de la adolescencia, fui patinadora. Una vez quedé en la silla de ruedas, empecé a mirar deportes adaptados, empecé con natación, seguí con parapowerlifting, luego terminé en el paratletismo y me lo gozo todos los días", dice Érica.
Hoy, brilla por su talento, uno que siempre tuvo escondido persiguiendo su sueño de niña.
"Toda la vida quise ser abogada, especializarme en Derecho Penal, que también lo logré. Finalmente no se cumplieron mis planes, sino los de Dios y me siento muy agradada por eso. Ya de ser Fiscal creo que la idea quedó relegada, pero quiero seguir ejerciendo la profesión por el lado del deporte", asegura.
En el 2008, una bala se atravesó en sus proyectos. Su vida y la de su familia dieron un giro inesperado. Primero, su hermano fue herido con arma de fuego, meses después ella fue la víctima. Trauma raquimedular fue el diagnóstico que la dejó en una silla de ruedas.
"Para ese momento, fue difícil, sobre todo, para mi mamá, que era la que tenía que lidiar con todo, este cambio de vida y tanto dolor que se acumuló para ese momento. Pero, gracias a Dios hoy, la vida nos está sonriendo gracias a la discapacidad de mi hermano y la mía”, comenta.

Y desde allí, desde su silla ha logrado grandes triunfos a nivel personal, y meritorios para Colombia. Ha sido campeona mundial en lanzamiento de disco, medalla de plata en parapanamericanos y, recientemente, fue campeona nacional en disco, jabalina y bala.
Ella, quien lleva impregnado en su piel el máximo símbolo del deporte paralímpico, tiene claro que sola no habría llegado a la cúspide de su carrera.
"Coldeportes, ahora Ministerio del Deporte, nos ha apoyado muchísimo, hacemos parte de un programa que se llama Atleta Excelencia y también recibimos incentivos económicos por ganar medallas a nivel internacional. Ellos también ponen a disposición todo un equipo médico”, dice.
Su meta es seguir siendo parte de esta tierra de atletas, aunque a largo plazo desde la dirigencia.
"Ser doliente del sistema, porque uno cuando adquiere una discapacidad se enamora de esa situación y empieza a ser doliente de la necesidad de uno mismo y de los compañeros. Dios me hizo líder y quiero aprovechar esas habilidades para ponerlas al servicio del sistema y de mis compañeros paratletas", sostiene.
Es de Medellín y a Cali llegó hace tres años, tiempo en el que ha recorrido un sendero lleno de triunfos además de encontrar el  amor de su vida, su esposo quien cada que vez la hace sentir como la mujer más valiosa, esa entusiasta del deporte que nunca baja los brazos y, por el contrario, los levanta para alcanzar la gloria.
Vea también:
Colombia, tierra de atletas: el campeón de la jabalina que no se doblega ante hipoxia que padece

Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias Convierta a Noticias Caracol en su fuente de noticias

Advertisement

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política .
ENTENDIDO